Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La alcaldesa de Lampedusa lamenta la imagen de la UE con refugiados y alaba la reacción social

La alcaldesa de Lampedusa y Linosa (Italia), Giuseppina Nicolini, ha lamentado este martes que la imagen de la Unión Europea en la crisis de los refugiados, que ha calificado de vergonzosa, supone una "vuelta a los viejos egoísmos y la lógica de cada estado", y ha contrapuesto la reacción de la sociedad civil ante la situación.
En rueda de prensa en el Museu Marítim de Barcelona, donde ha recibido el Premi per la Pau que otorga la Associació de Nacions Unides a Espanya y la Diputación de Barcelona, ha remarcado que Europa parece que no ha aprendido las lecciones del pasado y ha afirmado: "La sociedad civil y la gente está muy por encima de la política" en esta situación.
La alcaldesa ha contrapuesto los intereses de los estados europeos con la reacción de la sociedad civil que "no se mueve por esos intereses, se escandaliza y toma acción" porque sabe que la situación no puede continuar y está del lado de la justicia, y lo ha ejemplificado recordando que muchos de las embarcaciones de salvamento son privadas.
Nicolini ha lamentado que con la actitud de Europa ante los refugiados solo se puede llegar a la conclusión de que "Europa increíblemente ha declarado la guerra a los más débiles, a los refugiados".
Ha explicado que premios como éste le hacen sentir la solidaridad y salir del aislamiento que su isla ha sufrido, al tiempo que constituye una "fuente de gran esperanza, que permite leer la situación con unos ojos diferentes".
Ha recordado que el Mediterráneo está "lleno de Lampedusas" y ha abogado por que premios como este sirvan para tejer complicidades entre los consistorios para hacer frente a la crisis y el Mediterráneo no sea un cementerio sino una fuente de belleza, vida, cultura y riqueza.
PAPEL DE LOS AYUNTAMIENTOS
Nicolini ha asegurado que municipios como Lampedusa o Lesbos han dado una lección de "concreción y actuación ante la avalancha", y ha abogado por establecer bases para que los ayuntamientos del Mediterráneo actúen de forma coordinada.
En este sentido, la presidenta de la Diputación de Barcelona, Carme Conesa, ha enfatizado: "Si Europa y los estados no son capaces de hacer frente, los ayuntamientos nos sentimos interpelados para hacer acciones propias".
El presidente de la Assocciació per a les Nacions Unides a Espanya, Eduard Segarra, ha subrayado la labor de Nicolini como estandarte de una lucha individual de la que los europeos tendría que sentir "vergüenza de dejar tan sola".
Ha recordado que se cumplen cinco años del inicio de la guerra en Siria, ha mostrado su preocupación por el retroceso que puede sufrir Europa tras su actuación en la situación de los refugiados, y ha remarcado que la ciudadanía será el motor de cambio ante "la locura de las instituciones europeas".