Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El análisis de los restos mortales eleva a trece las víctimas del accidente

Las víctimas mortales del accidente de tren de Castelldefels se han elevado a trece después de los últimos análisis de los restos de los fallecidos realizados por los forenses, según ha informado la consellera de Justicia de la Generalitat, Montserrat Tura.
De las trece víctimas mortales, ocho ya están identificadas, siete hombres y una mujer; mientras que de los cinco restantes, cuya identidad todavía se desconoce, Tura sólo ha podido avanzar que se trata de dos hombres y otras tres mujeres.
Tura ha asegurado que el número de víctimas ha pasado de doce a trece por la dificultad de analizar los fragmentos de los cuerpos dispersos y juntos al mismo tiempo, lo que ha hecho muy difícil realizar las pruebas pertinentes y poder llevar a cabo las identificaciones.
Por ello ha resultado tan laborioso poder determinar que los fallecidos en el siniestro eran trece y no doce como se había estado creyendo hasta ahora, según ha detallado la consellera en su breve aparición ante los medios esta noche.
La consellera de Justicia también ha subrayado que el número de personas que se han desplazado hasta la Ciudad de la Justicia, en L'Hospitalet de Llobregat, para denunciar la desaparición de sus hijos es superior a la cifra de víctimas, por lo que da por sentado que algunas de estas personas acabarán apareciendo durante las próximas horas.
Presumiblemente la mayoría de los fallecidos son de origen latinoamericano, en su mayoría ecuatorianos, aunque también algún colombiano y boliviano, tal y como ha reconocido esta noche Montserrat Tura.
Según ha explicado Tura, la razón se debe a que se celebraba una fiesta latina en la localidad de Castelldefels y a la que, se supone, se dirigían las víctimas del accidente.
Los trabajos de identificación de los trece cadáveres que se llevan a cabo en el Instituto de Medicina Legal, situado en la Ciudad de la Justicia de Barcelona, pero podrían pasar incluso algunos días para poder identificarlos a todos de manera fehaciente.

La mayoría de los familiares de los fallecidos han optado por seguir las recomendaciones de los psicólogos que les han estado dando apoyo ante la tragedia y han vuelto a sus casas a pasar la noche. IM