Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los años 2015, 2003 y 1991 han sido los de más olas de calor, aunque la de más temperatura se produjo en 1975

Los años con más olas de calor en la Península, Baleares, Ceuta y Melilla del último medio siglo han sido 1991, 2003 y 2015, mientras que de Canarias destaca el año 1976, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) que, sin embargo, señala que el verano que registró la "temperatura máxima de ola" más alta fue 1975 y, en el caso de Canarias, 2012.
La portavoz de la AEMET, Ana Casals, ha destacado a Europa Press las olas de calor de esos años, en concreto porque 1991 fue el que más olas de calor, ya que registró 4 episodios que sumaron un total de 23 días. Mientras, 2003 tuvo la segunda ola de calor más larga, ya que en España duró 16 días y además se extendió por el resto de Europa, donde hubo miles de víctimas mortales.
El tercero, 2015, vivió la ola de calor más larga "en todos los años considerados", ya que tuvo una duración de 26 días seguidos, un balance que más que duplica los diez días de la de 2003.
En cuanto a Canarias, ha dicho que 1976 es el año más destacable para el archipiélago, tanto por el número total de días con ola de calor, 25 jornadas (en dos olas de calor), como por la ola más larga, ya que una tuvo 14 días de duración y otra, once.
En este contexto, la portavoz ha explicado que el concepto "ola de calor" es un episodio de al menos tres días consecutivos en los que al menos el 10 por ciento de las estaciones consideradas registran temperaturas máximas que superan el percentil del 95 por ciento de su serie de temperaturas máximas diarias durante los meses de julio y agosto entre 1971 y 2000.
Por otro lado, ha señalado que la temperatura máxima de la ola es la media de las temperaturas máximas de estas estaciones para el día más cálido del episodio. Según esto, las olas de calor con la máxima de ola más alta se produjeron en julio de 1975, cuando el día 16 se alcanzó 40,4 grados centígrados y los días 24 y 25 de julio de 2004, con 40 grados centígrados. Sin embargo, en estos casos, fueron olas de calor de poca extensión y duración.
Por su parte, la temperatura máxima de la ola en Canarias se observó el 27 de junio de 2012, seguidas de los 37,4 grados centígrados de los días 22 de julio de 2011 y el 30 de julio de 2007.
En definitiva, considera que la ola de calor "más importante" de las registradas en España fue la del pasado verano, que además es la más larga registrada hasta la fecha en España desde 1975. Este episodio se alargó durante 26 días, desde el 27 de junio al 22 de julio de 2015 y el día más cálido fue el 6 de julio, con 37,6 grados centígrados y por su extensión afectó a 30 provincias el 15 de julio.
Casals ha recordado que en esos 26 días, "casi un mes", solamente hubo dos jornadas en las que los termómetros dieron "un pequeño respiro". En concreto, fueron los días 2 y 11 de julio, aunque hubo zonas en las que ese "respiro prácticamente no se notó" y, en cualquier caso, ha dicho que "no fue suficiente como para interrumpir la ola de calor".
Asimismo, ha indicado que, "sin duda, esta ha sido una ola de calor excepcional" por su duración, que superó en 10 días a la registrada en 2003 y muy de lejos de las siguientes, que se quedaron en ocho días. Casals ha descrito que los aspectos más sobresalientes fue su persistencia, aunque también destacó por su extensión. En ese sentido, la de 2015 es la quinta, igualada a las de agosto de 2012 y julio de 1995. Sin embargo, por temperatura media de ola, la de 2015 ocupa el puesto 26. Las regiones donde menos se intensamente se sintió fueron Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco.
En ese episodio, la temperatura máxima se produjo el 6 de julio, cuando se superaron los 40 grados centígrados "prácticamente en toda la Península excepto en el cuadrante noroeste" y se llegó a 45,2 grados centígrados en Córdoba y en Montoro (Córdoba).
En cuanto a las mínimas, ese mismo día se superaron los 20 grados centígrados "en toda España" excepto en el cuadrante noroeste e incluso los 25 grados centígrados en zonas de Andalucía, Ciudad Real, Albacete, Murcia, Alicante, Tarragona, Barcelona, Lérida, Huesca y Baleares.
Precisamente esos días se produjeron récord mensuales de temperatura máxima absoluta en muchos observatorios el 7 de julio, como en Zaragoza, con 44,5 grados centígrados; Granada y Lérida, 43,1 grados centígrados; el 6 de julio en Toledo, 42,8 grados centígrados y 42 grados centígrados en 29 de junio; Gerona, con 41,5 grados centígrados el 5 de julio, entre otras muchas.
2012: OLA DE CALOR EN 40 PROVINCIAS
La portavoz de la AEMET ha recordado también la segunda ola de calor "más importante", del 30 de julio al 14 de agosto de 2003. Se trata de la segunda más larga, con 16 días de duración y "a mucha distancia" de las siguientes, que se quedaron en ocho días. Esa ola de calor afectó a 38 provincias los días 3, 4 y 9 de agosto, aunque en esto fue superada por la ola de calor del 8 al 11 de agosto de 2012 que afectó a 40 provincias.
En este caso, ha incidido en que el verano de 2003 fue "muy caluroso" en su conjunto, ya que de momento, con una temperatura media en España de 24,94 grados centígrados, es el más cálido desde que hay registros, seguido de cerca por el reciente verano de 2015, con 24,54 grados centígrados.
Respecto a la tercera ola de calor más significativa fue en 2012, del 8 al 11 de agosto y afectó a 40 provincias, de modo que fue la más intensa hasta el momento de toda la serie, ya que superó a la de 2003, que con 38 provincias se queda en segundo lugar.
Así, ha comentado que el día más cálido de esta ola de calor tuvo una máxima de ola de 39,5 grados centígrados el 10 de agosto, aunque en este ámbito fue superada por las olas de calor de 1975 (40,4 grados centígrados); 2004 (40 grados centígrados) y 1992 (39,7 grados centígrados).
En esa ola de calor, las numerosas efemérides alcanzadas destacan las máximas de Sevilla aeropuerto (45,9ºC), Alcantarilla (44,6ºC); Murcia (43,2ºC), Toledo (43,1ºC), Jaén (42,8ºC) o Ciudad Real (42,5ºC) y las mínimas de Valencia aeropuerto (25,5ºC); Getafe (25ºC); Madrid (25ºC) o Albacete (22,6ºC).
En lo que a Canarias se refiere, para la portavoz de la AEMET es "algo más difícil de elegir la ola de calor más importante" ya que la de mayor duración es la que se extendió del 28 de agosto al 10 de septiembre de 1976, con 14 días y una anomalía de ola de 2,3 grados centígrados. Sin embargo, considera "más destacable" la segunda en duración también en 1976 entre los días 5 y 15 de agosto, con 11 días de duración y una anomalía de ola de 6,1 grados centígrados y las dos provincias afectadas.
En concreto, ha dicho las temperaturas máximas del archipiélago se produjeron el 8 de agosto de 1976, con una máxima de ola de 35,3 grados centígrados, aunque ese día se superaron los 40 grados centígrados en estaciones de Tenerife y Gran Canarias. Precisamente, las máximas de ese día llegaron a 38,2 grados centígrados en Tenerife 'Los Rodeos', 37,6ºC de Santa Cruz de Tenerife o 37ºC de Lanzarote.