Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un bailarín con sobrepeso demuestra que la danza también es para tallas grandes

Su nombre es Erik Cavanaugh y sus perfiles en las redes sociales están inundadas de su auténtica pasión: la danza. Sin embargo, Erik no encaja dentro del estereotipo de bailarín que la sociedad entiende. Natural de Pittsburgh, EEUU, y de 23 años de edad, tiene sobrepeso, algo que, a juzgar por los numerosos vídeos que ha publicado en su canal de Youtube, no le ha impedido realizar algunos de los movimientos que más técnica y agilidad requieren en la danza. Es por este motivo por lo que su popularidad se ha disparado en la Red, que contempla atónita cómo efectúa piruetas y giros precisos alzándose en el aire. Él, humilde y entusiasmado, afirma en su Instagram que quiere "cambiar la forma de pensar" y "cambiar el estereotipo de los bailarines en cuanto a su apariencia", para demostrar que la danza, efectivamente, puede ser para todas las tallas.