Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Qué cinco claves debes seguir para medir tu peso real sobre la báscula?

¿Qué cinco claves debes seguir para medir tu peso real sobre la báscula?GTRES

A menudo nuestra obsesión por fijarnos simplemente en el número que marca la báscula provoca que no veamos que la verdadera cuestión para medir nuestro peso con precisión y comparar los resultados con eficacia a lo largo del tiempo reside precisamente en saber usarla. Medirnos siempre a la misma hora, el mismo día de la semana, con la misma ropa y en el mismo lugar, son algunos de los consejos básicos.

Desde tiempos inmemoriales el peso que damos sobre la báscula ha sido un foco de preocupación. Bien sea por la lucha contra el sobrepeso o simplemente para intentar acercarnos a ese concepto de nuestro peso ideal, empleamos este instrumento de medida con mayor o menor frecuencia para obtener una referencia con la que comparar nuestra evolución. Sin embargo, todo ello podría convertirse en un registro inútil si los datos que apuntamos son falsos debido a diversas imprecisiones. Por este motivo, es necesario preguntarnos primero: ¿Sabemos realmente utilizar la báscula?
Tal y como recoge BBC, la doctora Saleyha Ahsan investigo la cuestión y nos dejó cinco claves fundamentales para medir correctamente nuestro peso según la información extraída de la portavoz de la Asociación Americana de Dietética, Dawn Jackson Blatner:
1- Debemos intentar subirnos a la báscula siempre a la misma hora del día. De esta manera, intentamos que el contexto y las circunstancias asociadas a nuestra rutina sea lo más similar posible.
2- Siguiendo el mismo criterio, si queremos ahorrarnos el hecho de medirnos todo los días, deberíamos realizarlo al menos el mismo día de cada semana.
3- Es importante colocar la báscula siempre en la misma superficie. Por obvio que parezca, no siempre se hace. Es fundamental que se coloque en el mismo punto para así no cometer imprecisiones relativas a la inclinación de la superficie, entre otras.
4- Hay que utilizar siempre la misma báscula. A la hora de comparar datos registrados a lo largo del tiempo, es importante tomarlos con el mismo instrumento de medida para que la comparación sea lo más fiel posible.
5- La medición debemos realizarla con la misma ropa o si no, efectuarla siempre sin ella. Las prendas que vestimos en el momento de medir nuestro peso pueden alterar significativamente los resultados, y hacerlo cada vez con una ropa distinta podría llevarnos a equívocos a la hora de comparar nuestros datos.
Siguiendo todos estos consejos, nos aseguraremos de llevar un registro de nuestra evolución mucho más preciso, fiel, exacto y eficaz a la hora de encaminarnos a conseguir nuestro objetivo.
A menudo, nuestra obsesión por fijarnos simplemente en el número que marca la báscula no nos hace ver que la verdadera cuestión está en saber usarla. Así que ahora ya lo sabes, si no entiendes los resultados de un día para otro no pierdas la esperanza y evalúa cómo estás registrándolos.