Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El bebé que desapareció del hospital de Ourense llevaba dos noches con su familia en un coche averiado

Detienen a un matrimonio de septuagenarios por comprar un bebé en Málagagtres

La Policía Nacional ha localizado en una gasolinera de Ourense a la niña de siete meses que había desaparecido el pasado martes del hospital de Ourense, de donde sus padres se la llevaron antes de recibir el alta. La familia, con un total de siete miembros, llevaba dos días durmiendo en el interior de un coche averiado.

Ahora, el bebé ha vuelto a ser trasladado al centro hospitalario, esta vez en compañía de una hermana de seis años y de su madre. Por su parte, el padre y los otros tres hijos fueron trasladados a dependencias policiales, donde relataron que viajaron desde Alemania hasta Ourense para encontrarse con un pariente y buscar trabajo.

Sin embargo, al llegar a la ciudad no pudieron reunirse con su familiar porque había cambiado de dirección y desconocían su paradero. Como la niña de siete meses lloraba mucho, un compatriota los acompañó al hospital, donde la bebé quedó ingresada por una fuerte deshidratación.

El cabeza de familia también explicó a los agentes que sacaron a la niña del hospital antes de recibir el alta porque entendían que ya se encontraba bien y su intención era regresar a Alemania. No obstante, su coche se estropeó y por ese motivo la familia llevaba dos días durmiendo en su interior.

LOCALIZACIÓN EN LA GASOLINERA
Una patrulla de la comisaría de Ourense localizó el jueves sobre las 13,45 horas un coche con matrícula francesa en una gasolinera a las afueras de la ciudad. En su interior se encontraba una familia de origen rumano con cinco hijos, dos mayores de edad y tres menores; una de ellas, la bebé que faltó del hospital.

Así pues, los agentes avisaron al 061 para que atendiese a las dos niñas, que fueron trasladadas hasta el centro hospitalario en compañía de su madre, y en donde quedaron ingresadas hasta este viernes.

Desde un primer momento la Unidad de Familia y Mujer de la Comisaría de Ourense, encargada de la investigación, apuntó la posibilidad de que los padres se hubiesen llevado a la niña del hospital para evitar papeleos, el pago de posibles facturas o para no tener que identificarse.