Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un cadáver que nadie recoge en Sierra Leona

El cadáver de una mujer yace en las calles de Freetown. Los vecinos se quejan de que lleva dos días tirado y nadie viene a buscarlo. Los servicios sanitarios siguen sin aparecer y el ambiente comienza a cargarse. Otra mujer a escasos 100 metros aparenta estar enferma. El escenario propicio para el caos. No aguantan más, comienzan a levantar barricadas y se producen duros enfrentamientos con la policía. Un sanitario pierde los nervios y comienza a golpearles mientras le increpan. Llegan los refuerzos y a disparos, fuego real, alejan a los vecinos. ''Todo esto supone un gran riesgo. El Ministerio tarda en dar una respuesta. La gente entra en contacto con el ébola''. Por fin llegan los sanitarios, desinfectan la zona y levantan el cuerpo. Es el día a día en Sierra Leona, los habitantes tienen miedo y la lucha contra el ébola parece no  tener un final cercano.