Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los cardenales culminan el proyecto de descentralización de la Curia y se lo entregan al Papa para su estudio

El Consejo de nueve cardenales que ayuda al Papa Francisco en el Gobierno de la Iglesia católica, el conocido como C9 Vaticano, ha culminado el proyecto de descentralización de la Curia durante su decimotercera reunión, que concluyó este martes, y se lo ha entregado al Pontífice para su estudio.
El Papa será el encargado de decidir si validar la propuesta o pedir que se siga trabajando en ella. El proyecto estipula la unificación de los diversos dicasterios en dos grandes organismos: uno que se ocupe de laicos, familia y vida; y otro que agrupe Justicia y Paz, Cor Unum (la Cáritas Vaticana), Pastoral Sanitaria y Migrantes.
A este segundo ente se sumaría un departamento nuevo que se ocuparía de las cuestiones relacionadas con la ecología humana y social y el cuidado del medio ambiente.
Según ha informado el portavoz del Vaticano, el padre Federico Lombardi, el Consejo de Cardenales que ayuda al Papa está trabajando para lograr una mayor sinodalidad. "Ha tenido lugar la lectura final de las propuestas del Consejo a propósito de los dos nuevos dicasterios", ha explicado.
Lombardi descartó con anterioridad la posibilidad de que los laicos pudieran ponerse al frente de alguna de las Congregaciones ya que siempre son presididas por cardenales.
En cuanto a la dinámica de la reunión, ha detallado que en la primera sesión, los cardenales han profundizado en el discurso del Papa con motivo del 50 aniversario del Sínodo de Obispos que tuvo lugar el pasado 17 de octubre. "Tal discurso desarrolló ampliamente el tema de la sinodalidad, recordando al mismo tiempo la necesidad de proceder a una saludable descentralización", ha recordado Lombardi.
Por otro lado, ha especificado que las cuestiones jurídico-disciplinares que implican la competencia de los dicasterios de la Curia requieren un "ulterior análisis".
Además, durante el encuentro, el cardenal estadounidense Sean O'Malley ha informado acerca de las actividades de la Comisión para la Protección de Menores, y el cardenal australiano Georg Pell, se ha centrado en el estado y desarrollo de las reformas en el campo económico.
Asimismo, Lombardi ha explicado que los cardenales del C9 han recibido documentación sobre el llamado 'vademécum' preparado por el Tribunal de la Rota "para la implementación de la reforma del proceso canónico y sobre la validez del matrimonio".
La reforma de la Curia desembocará en una nueva constitución que sustituirá a la Pastor Bonus que establece el funcionamiento de la Curia romana y que se puso en marcha en junio de 1988 por San Juan Pablo II y que está vigente en el regimiento de los organismos vaticanos.