Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un consorcio internacional analizará la eficacia a corto plazo de plasma de pacientes que vencen al ébola

Un consorcio internacional de investigadores liderado por el Instituto de Medicina Tropical de Amberes, de Bélgica, van a iniciar un proyecto para investigar la eficacia y seguridad a corto plazo del tratamiento del ébola a través de plasma sanguíneo de pacientes que han superado la enfermedad.
Para esta investigación han conseguido 2,9 millones de euros procedentes de la Unión Europea, y los científicos están convencidos de que, si demuestra ser efectivo, podría valorarse como una opción a tener en cuenta para usarlo a gran escala para combatir el virus en África occidental.
En una reunión de expertos organizada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en septiembre concluyeron que esta terapia era una de las estrategias más prometedoras para combatir la enfermedad de forma urgente.
Sobre todo porque, dadas las dimensiones del brote actual, también había más posibilidades de conseguir pacientes que hubieran superado la enfermedad.
"El uso de plasma sanguíneo tiene mucha historia, y se ha usado de forma segura para otras enfermedades infecciosas. Pero queremos saber si este enfoque funciona para el ébola, es seguro y se puede poner en práctica para reducir las muertes causadas por este brote", ha defendido Johan van Griensven, coordinador del proyecto.
De hecho, la primera vez que se usó esta terapia fue en 1995 durante el brote que afectó a la ciudad de Kikwit, en la República Democrática del Congo, y en esa ocasión siete de los ocho pacientes que recibieron este tratamiento sobrevivieron.
Sin embargo, si esto se consiguió mediante estas trasfusiones o por otros factores no queda claro, por lo que hay una necesidad urgente de evaluar esta terapia en estudios "cuidadosamente diseñados" de acuerdo con "elevados" estándares éticos y científicos.
El Wellcome Trust proporcionará apoyo adicional, lo que permite la colaboración internacional sin parangón en los sectores público, privado y sin fines de lucro para hacer frente a la emergencia de ébola.