Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'El descuartizador de Lima' mató a su novio "bajo la influencia de Satanás"

descuartizador,  Lima, Perú, mata, asesina, desmembra, noviotelecinco.es

La historia tiene todos los ingredientes de un 'thriller' psicológico, pero ha ocurrido en Perú. La policía ha detenido a un hombre, periodista de profesión, sospechoso de haber matado y desmembrado a su novio. Ricardo Vásquez Mori, de 36 años, ha negado las acusaciones al asegurar que su pareja murió de un paro cardíaco y que lo descuartizó, porque tuvo miedo de que lo responsabilizaran de su muerte.

'El descuartizador de Lima', como lo llama la prensa local, publicó que Vásquez Mori mantenía con su víctima, Enrique Rosendo Almestar Anci, de 27 años, una relación sentimental que este último había decidido terminar.
El periodista, según la versión policial, lo habría asfixiado por celos y después de descuartirzarlo habría dispersado las diferentes partes de su cuerpo por la ciudad, para evitar ser arrestado.
Un taxista encontró parte del tronco de la víctima y la pelvis en una maleta, la cabeza fue hallada en un cementerio de la ciudad de Lima y otros restos en un basurero.
Los agentes siguen buscando otras partes del cuerpo que aún se desconoce, donde pudo ocultarlas el asesino.
El hombre, sin embargo, ha negado los hechos y aseguró durante el interrogatorio policial que su novio había muerto de un paro cardíaco.
"Me invadió el pánico y lo desmembré. Tuve que hacerlo para deshacerme del cadáver", confesó Vásquez Mori.
La policía rechaza esta versión, porque "si eso hubiera sucedido, no tenía por qué seccionar el cadáver", explicó el Jefe del Departamento de Investigación Criminal, César Cortijo.
La víctima que trabajaba en un casino de juegos desapareció tras salir a altas horas de la noche el pasado 22 de julio y dos días después comenzaron los macabros descubrimientos de su cuerpo.
No fue hasta después de horas de interrogatorio que la policía ha conseguido la confesión. Ricardo Vásquez Mori, que tras el homicidio escapó a otra ciudad, admitió haber matado a su novio, "pero bajo la influencia de Satanás".
El primer análisis psiquiátrico ha revelado que 'el descuartizador de Lima' tiene rasgos de un psicópata, escaso nivel de responsabilidad, alto grado de egocentrismo y rechazo a las normas sociales y morales.