Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos detenidos por enviar 18 kilos de ladrillos en lugar de un motor de kart a un comprador a través Internet

Agentes de la Comisaría de Albacete han procedido a la detención E.C.G., de 22 años y F.G.L., de 18 años, con antecedentes policiales por delitos de diferentes tipologías perpetrados recientemente, como presuntos autores de un delito contra el patrimonio y el orden socioeconómico por estafar a través de las tecnologías de la información y la comunicación a un usuario de Internet de León.
En diciembre de 2011, una persona denunció en la Comisaría de León que en un conocido portal de Internet, sobre compra y venta de artículos de segunda mano, se difundía un anuncio ofertando en venta un motor de kart, ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.
Tras contactar con el anunciante y llegar a un acuerdo económico, uno de los detenidos envió el paquete a través de la modalidad de contra reembolso, por lo que el comprador abonó 550 euros. Cuando lo abrió, se encontró que contenía 18 kilos de ladrillos en vez del motor que había comprado. Después, ya no pudo contactar con los falsos vendedores.
Las indagaciones realizadas con la empresa postal y paquetería permitieron averiguar que, días después de enviar el paquete, el reembolso fue remunerado en oficinas postales de Albacete, donde uno de los detenidos se presentó, se identificó y recibió los 550 euros.
Una vez identificados los presuntos autores, se procedió a su localización, detención y trasladado a la Comisaría de Policía de Albacete. Los detenidos ya habían sido arrestados en anteriores ocasiones por diversas tipologías delictivas.
RECOMENDACIONES
La Guardia Civil recomienda desconfiar de anuncios con precios excesivamente bajos y de aquellos que el precio está en una moneda distinta de tu país y si el vendedor está en el extranjero o el anuncio no está insertado en español, y aun estando en español está mal redactado usando palabras poco frecuentes.
Además recomienda desconfiar si el vendedor solicita que se le envíe por correo electrónico cualquier dato de una tarjeta de crédito y solicitar al vendedor todos los datos posibles dirección, teléfono, email, etc., y comprobar que no hay incongruencia con estos.
Antes de realizar cualquier pago, pide que se procure ponerse en contacto telefónico con el vendedor y tener en cuenta que los estafadores no suelen ponerse al teléfono o el número que facilitan no suele estar operativo o no existe.
Finalmente, pide no pagar si no se está seguro de la identidad del vendedor y desconfiar más aún si el vendedor solicita que se le haga una transferencia por anticipado a través de un banco no habitual. En última instancia asegurarse que no se trata de una cuenta anónima y solicitar todos los datos al titular de la cuenta.