Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un nuevo dispositivo permite operar la deformación congénita del tórax de un niño de 6 años

La Corporación Sanitaria Parc Taulí (CSPT) ha intervenido con éxito a un niño de 6 años afectado por una deformación congénita del tórax --'pectus excavatum'-- mediante un nuevo dispositivo desarrollado por la empresa BV Medical Technologies, bautizado como Taulinoplastia.
El buen resultado de la cirugía, consistente en un pequeño dispositivo dentro del tejido subcutáneo, "abre nuevos caminos" en el tratamiento de esta deformidad congénita, la más frecuente de la caja torácica --el 95% de los casos--, ha informado la empresa tecnológica en un comunicado.
Ha señalado que el proyecto, conjunto entre BVentura y la CSPT, surgió hace cuatro años con el objetivo de desarrollar un implante para corregir el 'pectus excavatum' con cirugía mínimamente invasiva, y ha matizado que BVentura se ha hecho cargo de gran parte de la inversión económica --a cambio de la exclusividad comercial--.
Como afirman los expertos, esta malformación se manifiesta al nacer y se agrava a lo largo de la infancia y la adolescencia hasta poder restringir la capacidad de crecimiento de órganos vitales y provocar problemas cardiopulmonares.
Hasta el momento, el 'pectus excavatum' sólo podía ser curado mediante intervención quirúrgica, que consistía en la reconstrucción de la caja torácica o bien con la implantación de una barra metálica correctora en el interior del tórax, entre los órganos vitales y las costillas.