Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sanidad admite que podían haber realizado pruebas a la auxiliar "al mínimo síntoma"

Una enfermera que trató a García Viejo y Pajares en Madrid, positivo por ébolatelecinco.es

El coordinador del centro de Alertas y Emergencias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, ha reconocido que a la enfermera contagiada con ébola se le podían haber hecho pruebas antes "ante cualquier síntoma, por mínimo que fuera" puesto que estaba en seguimiento por haber estado en contacto con Manuel García Viejo. Simón ha explicado que el protocolo que se está siguiendo es el mismo que se utiliza en todo el mundo aunque "obviamente algo ha fallado".

El responsable de emergencias del ministerio de Sanidad ha reconocido, en diversas entrevistas radiofónicas recogidas por Europa Press, ha detallado que se está investigando el origen del contagio para detectar si hay que mejorar el protocolo o si se produjo algún fallo en alguno de los pasos de su aplicación o supervisión, y ha admitido que todas las opciones son posibles.
Eso sí, ha reconocido que el protocolo ante posibles casos de ébola (que fija en 38,6 grados la fiebre a partir de la cual se actúa) es para personas que "espontáneamente se identifican como sospechosas", de modo que ante una persona que ya se encontraba en seguimiento, puesto que atendió al enfermo Manuel García Viejo, se podían haber iniciado las pruebas y el seguimiento "ante cualquier síntoma, por mínimo que fuera".
No obstante, ha añadido que "hay lagunas de información" en el caso de la auxiliar, así que no ha querido sacar conclusiones sobre si habría sido necesario un mayor celo con esta enferma antes de que terminen las investigaciones.
"Obviamente algo ha fallado"
En ese sentido, ha subrayado que todos los protocolos se consideran "correctos" y son los mismos que se utilizan en todo el mundo, aunque "obviamente algo ha fallado" y, aunque tiene "dudas" de que sean los protocolos en sí, ha recalcado que se revisará todo. "La posibilidad de que el protocolo esté mal es pequeña pero se está revisando", ha asegurado.
Simón ha descartado que el contagio de esta auxiliar esté relacionado con el hecho de que para tratar a García Viejo no se blindase el hospital Carlos III, como sí he hizo en agosto con el sacerdote Miguel Pajares (dado que la enfermedad se transmite por contacto con los fluidos de un enfermo) y ha pedido no criticar "a la ligera" con medidas de seguridad.
En este punto, ha reconocido que pueden aplicarse medidas de mayor protección pero no son "realmente necesarias". Así, ha detallado que en algunos lugares con un nivel de protección "por encima de lo necesario" para impedir el contagio, por ejemplo en laboratorios donde se hacen cultivos, llamados laboratorios "de nivel T4 que no existen en España".