Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Uno de los enfermeros que atiende a Romero apunta que sólo hay 7 personas para ella y los posibles infectados

"Se ha tirado de la bolsa de enfermería para contratar para este periodo por la falta de personal", indica
El enfermero y delegado sindical de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F) en el Hospital Carlos III, Manuel Torres, que atiende a la contagiada por ébola Teresa Romero, ha lamentado que este jueves sólo haya siete personas atendiendo a la enferma y a los otros posibles casos de ébola que permanecen ingresados en el centro, mientras que el primer infectado tratado en España, el sacerdote Miguel Pajares, tuvo a una docena de personas para atenderle en exclusiva.
En una rueda de prensa convocada por el sindicato, Torres ha indicado que antes estaban "más reforzados por equipos de La Paz". "Cuando tratamos al primer paciente fue más o menos directo, fuimos todos los que trabajamos", ha explicado, incidiendo en que posteriormente se planteó que sólo atendieran estos posibles casos aquellos que se presentaran voluntarios, como ocurrió con el segundo paciente y en este tercer caso.
"Ya no somos tantos voluntarios. Entonces, se ha creado una bolsa. También ha disminuido la cantidad de personal que teníamos trabajando en el Carlos III, se desmanteló, y evidentemente cada vez tenemos menos gente para trabajar. Para el primer paciente nos ayudó los compañeros de la UVI de La Paz, en este caso los únicos que vienen son los médicos de intensivo, pero el personal de enfermería de La Paz, por ahora, no ha venido. Se ha tirado de la bolsa de enfermería para contratar para este periodo por la falta de personal", ha asegurado Torres.
"Ahora estamos tres enfermeros y cuatro auxiliares, cuando el primer día que se trabajó éramos seis enfermeros y seis auxiliares para un solo paciente. Ahora tenemos más pacientes y menos personal. Teníamos dos horas de descanso y en la actualidad tenemos cinco o diez minutos", ha explicado.
Así, Torres se ha preguntado por qué ha disminuido el número de sanitarios voluntarios para atender a los casos de ébola, inquiriendo si podría ser la consecuencia de no haber recibido "ningún curso ni nada de formación".
Sin embargo, ha indicado que "ayer por la mañana había solamente un médico (voluntario)", pero que esta mañana había "dos internistas, un médico de medicina preventiva, un médico internista, y uno de enfermedades tropicales", de los cuales desconoce si son voluntarios.