Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El entramado societario vinculado a La Pesquera habría ocultado 10 millones de ingresos a Hacienda

El entramado societario supuestamente vinculado al grupo de restauración La Pesquera de Marbella (Málaga) habría ocultado ganancias superiores a los 10.000.000 euros, "con la consiguiente defraudación, pendiente de cuantificar, de los impuestos correspondientes durante los últimos cuatro años".
En el marco de la operación conjunta, denominada 'Malaspina', desarrollada en varias localidades de Málaga, Cádiz y Madrid, la Guardia Civil y la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) han desarticulado dicho entramado societario, según han informado ambos organismos en un comunicado.
En la operación, desplegada la pasada semana, fueron detenidas cinco personas de nacionalidades española y rumana, estando incursas otras siete en calidad de investigados. Se han aprehendido 550.100 euros en efectivo y localizado bienes valorados en más de 50 millones de euros.
Las actuaciones se iniciaron en 2013, como consecuencia de un expediente de investigación de los órganos de Inspección de la Agencia Tributaria mediante el que se tuvo conocimiento de la actividad ilícita que podría estar realizándose de forma sistemática a través de un grupo empresarial afincado principalmente en la localidad malagueña de Marbella.
Durante la investigación, los miembros de ambos organismos pudieron comprobar cómo, haciendo uso de una sofisticada ingeniería societaria, se conformaba un entramado diseñado con la finalidad de ocultar a Hacienda las ganancias obtenidas por el citado grupo empresarial.
Tras analizarse por los investigadores multitud de información de diversas fuentes --destacando el análisis por parte de la Agencia Tributaria de los movimientos existentes en más de 200 cuentas bancarias-- se detectaron ingresos superiores a los declarados que sobrepasarían los 10 millones de euros en el periodo de cuatro años, lo que "hacía presuponer un notable volumen de fraude por el impago de los diversos tributos que gravasen tales ingresos", han precisado.
Asimismo, pudo analizarse cómo parte de las ganancias opacas obtenidas eran enviadas fuera de España a países como Andorra, Suiza o Gibraltar, para lo que podrían haberse valido de un helicóptero que se encontraba en una finca del entramado; o bien eran directamente destinadas a expandir el negocio.
ENTRAMADO SOCIETARIO
En las investigaciones se ha constatado que el entramado societario ha sido configurado con la necesaria participación de asesores que, mediante el uso de ingeniería societaria, consiguieron formar un entramado tipo holding en el que existen más de 70 sociedades.
Este estas empresas se encuentran tanto las que realmente prestan un servicio de hostelería o dan servicio a los principales negocios, como un sinfín de sociedades interpuestas --administradas por testaferros que también han sido detenidos o se encuentran en calidad de investigados--, "que brindaban opacidad a las anteriores y confluían en diversas sociedades afincadas en Gibraltar".
Los registros fueron practicados en varios de los establecimientos y sedes del entramado, así como en una asesoría fiscal de Marbella, que habría realizado servicios para el grupo empresarial investigado y en el que se encontró importante documentación "que acredita la existencia de las matrices societarias en Gibraltar así como la de una contabilidad B". Asimismo, se registraron dos cajas de seguridad de sendas entidades bancarias, donde se intervinieron 500.000 euros.
Gran parte de la documentación de interés, han precisado, fue recabada en las oficinas centrales del grupo societario, donde los agentes de la Guardia Civil, miembros de la Unidad de Auditoria Informática de la Agencia Tributaria y personal de la Dependencia Regional de Inspección Financiera de este organismo se incautaron, además, de diversos dispositivos electrónicos y ordenadores que están siendo objeto de análisis, no descartándose que de dicho estudio se obtengan nuevos datos que permitan extender la investigación por éste u otros delitos.
También se han decomisado más de medio centenar de vehículos, cerca de un centenar de propiedades inmobiliarias por valor de 50.000.000 euros y se ha procedido al embargo y bloqueo de cuentas bancarias y activos financieros.
Han apuntado que "con esta operación se da por desmantelado un importante entramado societario opaco creado al objeto de dar apariencia de legalidad a los fondos defraudados al fisco".
Las investigaciones han sido llevadas a cabo por agentes de la Unidad Orgánica de Policía Judicial y del Equipo contra el Crimen Organizado dependiente de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, ambos con sede en Málaga, así como por un Equipo de Inspectores, Técnicos y Agentes Tributarios de la Dependencia Regional de Inspección Financiera y Tributaria y el personal especializado de la Unidad de Auditoria Informática de la sede de Málaga de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria.