Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los estudiantes toman las calles para mostrar su rechazo a Bolonia

La movilización de estudiantes de universidades públicas contra el proceso de Bolonia, en la que han participado miles de personas en varias ciudades, ha acabado con incidentes y un detenido en Madrid y la ocupación de un edificio de la Universitat Pompeu Fabra en Barcelona.
La manifestación convocada por la coordinadora de asambleas de alumnos de Madrid ha concluido sin incidentes enfrente del Ministerio de Educación, Política Social y Deportes. Parte de los manifestantes han permanecido concentrados allí hasta que se han dirigido a la Gran Vía, donde han interrumpido momentáneamente el tráfico de los carriles de los números pares y han tomado a continuación la calle de San Bernardo, lugar en el que se ha producido una refriega con fuerzas antidisturbios de la Policía Nacional.
Según fuentes de la Jefatura Superior de Policía, un menor de edad ha sido arrestado como supuesto autor de la agresión que ha recibido uno de los agentes, golpeado en la espalda con un palo, mientas que otros individuos también han sido identificados.
Además de las manifestaciones, los estudiantes habían convocado una jornada de huelga que ha tenido un seguimiento desigual, inferior al 2 por ciento en el conjunto de las universidades públicas de España, según fuentes del Ministerio de Ciencia e Innovación.
En Madrid , varios miles de estudiantes (15.000 según los convocantes), algunos de enseñanzas medias, se han manifestado a favor de un referéndum universitario de ámbito estatal sobre el proceso de Bolonia y exigir un debate directo, público y televisado de toda la comunidad universitaria con la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia. También se han solidarizado con compañeros de las universidades de Valencia y Barcelona que han sido sancionados.
"Nos manifestamos para que, por una vez de verdad, Garmendia nos plante cara, porque parece que nos tiene miedo, y que debata con nosotros", ha enfatizado la portavoz de las asambleas de alumnos Olga Arnaiz. También han pedido que las competencias universitarias, que ahora tiene el Ministerio de Ciencia e Innovación, "regresen" al Ministerio de Educación.
En la Complutense se han registrado "incidentes localizados y minoritarios" en el campus de Somosaguas y en la Facultad de Filosofía y Filología, han dicho fuentes de esta universidad.
Unos 6.000 universitarios, según la Guardia Urbana (15.000 según los organizadores), han participado en la manifestación de Barcelona, que ha finalizado en el campus de la Ciutadella de la Universitat Pompeu Fabra, donde unos dos mil jóvenes han tomado el patio interior.
Un portavoz de la Coordinadora de la Asamblea de Estudiantes (CAE) ha explicado que la intención era ocupar el recinto el menos hasta el próximo fin de semana para debatir sobre el futuro de la universidad y el calendario de movilizaciones.
Durante el recorrido, algunos encapuchados han lanzado globos de pintura contra fachadas de empresas y otros cinco jóvenes han colgado desde un andamio la imagen del estudiante de la Autónoma de Barcelona que lleva 18 días en huelga de hambre. El seguimiento de la huelga ha sido muy desigual entre los diferentes centros docentes, según fuentes de las diferentes universidades.
En Zaragoza , unos mil estudiantes también han salido a la calle porque Bolonia "elitiza el acceso al conocimiento, convierte la educación en un mercado y pone la universidad al servicio del interés privado". Menor seguimiento han tenido las convocatorias de Sevilla, Salamanca, Murcia, Palma de Mallorca, León, Castellón o Cuenca.