Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un estudio del Doctor Peset, primer premio de Investigación en Oftalmología 2013

Un estudio de la Unidad de Investigación Oftalmológica Santiago Grisolía del Hospital Universitario Doctor Peset, perteneciente a la Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria y Biomédica de la Comunitat Valenciana (Fisabio), ha recibido el Primer Premio de Investigación en Oftalmología 2013 a la Mejor Publicación en Glaucoma que otorga la Sociedad Española de Glaucoma.
Según ha informado la Generalitat en un comunicado, el premio ha sido entregado a la doctora María Dolores Pinazo, investigadora principal del estudio y oftalmóloga del Hospital Universitario Doctor Peset, en el trascurso del IX Congreso de la Sociedad Española de Glaucoma celebrado recientemente en Murcia.
El artículo premiado lleva por título 'Evaluación de posibles biomarcadores de estrés oxidativo, respuesta inmunitaria y apoptosis en glaucoma primario de ángulo abierto' y ha sido publicado por la revista Current Opinion in Pharmacology. Además de la doctora Pinazo, también firman el artículo Vicente Zanón, José J. García y Roberto Gallego.
Según ha explicado la doctora Pinazo, el glaucoma es la segunda causa de ceguera irreversible a nivel mundial y se estima que un millón de españoles podrían padecer esta neuropatía óptica, la mitad de ellos sin saberlo. "De entre las variantes, el glaucoma primario de ángulo abierto, que centra la investigación, es el más prevalente y se caracteriza por ser una enfermedad silenciosa y asintomática en sus fases iniciales", ha argumentado.
El glaucoma provoca una atrofia progresiva del disco óptico, defectos en el campo visual y un empeoramiento de la visión debido a una pérdida de células ganglionares de la retina y fibras del nervio óptico. Se trata de una enfermedad progresiva que si no se diagnostica y trata correctamente acaba provocando la ceguera.
Entre los factores de riesgo que favorecen la aparición de esta patología está la edad --a partir de los 40 años--, los antecedentes familiares, tener miopía alta, la hipertensión ocular, cualquier factor de riesgo cardiovascular y un estilo de vida poco saludable.
Según explica la doctora, los esfuerzos más importantes que han realizado en los últimos años respecto a esta patología "se centran en el diagnóstico precoz y el tratamiento de síntomas como la hipertensión ocular, porque se ha demostrado que normalizar la presión del ojo frena el avance del glaucoma".
Asimismo, ha señalado que se deben dirigir los "esfuerzos investigadores a la determinación de los factores de riesgo de evolución y desarrollo de esta patología una vez ha sido diagnosticada".
BIOMARCADORES FIABLES
Precisamente ese ha sido el objetivo del estudio, que ha sintetizado y agrupado los biomarcadores más importantes y fiables que pueden determinar que en un determinado paciente la enfermedad vaya a evolucionar más rápidamente o menos.
Este grupo de investigación oftalmológica destaca que los avances en biotecnología, proteómica y metabolómica han servido para identificar nuevos biomarcadores de susceptibilidad a glaucoma, progreso de la patología y respuesta a fármacos.
"Se ha descubierto una alteración de proteínas en suero sanguíneo en los pacientes con glaucoma primario de ángulo abierto, así como mayores cantidades de aminoácidos libres y aminoácidos N-acetyl. Asimismo, en estos pacientes también se han detectado reacciones químicas aberrantes. Saber esto y usar todos estos parámetros bioquímicos como marcadores, nos ayudará a mejorar el diagnóstico y tratamiento del glaucoma", ha concluido la doctora Pinazo.