Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El joven fallecido en el incendio era de Burgos y no se descartan más muertes

Una persona, que aún no ha sido identificada ha muerto hoy en Granada en un incendio registrado en una vivienda en desocupada de dos plantas en la calle San Juan de los Reyes que obligó al desalojo de varias casas próximas. En la imagen, fachada la casa siniestradacon cubierta de andamios. EFEtelecinco.es
El joven fallecido hoy en el incendio de una vivienda desocupada de Granada ha sido identificado como F.C.M., de 30 años, natural de Burgos y sin domicilio conocido, y no se descarta que en el interior de la casa haya más cadáveres.
Según los testimonios de los vecinos, la vivienda de la calle San Juan de los Reyes era frecuentada por okupas, y dado que el peligro de derrumbe ha impedido una inspección ocular exhaustiva, la Policía Judicial del Cuerpo Nacional de Policía no descarta la posibilidad de que pueda haber otras víctimas mortales, han informado a Efe fuentes policiales.
Los primeros resultados de la investigación abierta apuntan a que el fuego comenzó de forma accidental, posiblemente por la combustión de una vela.
Una vez que se retiren los escombros y se apuntale la vivienda, de tres plantas y dos sótanos, y ubicada en el barrio del Albaicín, continuarán las pesquisas y la búsqueda, por si hubiese algún cadáver más entre las ruinas del inmueble.
El fuego se originó alrededor de la medianoche y, tras ser extinguido, los bomberos encontraron en su interior, sobre un colchón, el cuerpo de F.C.M. -que en principio se apuntó como de origen magrebí-, han dicho a Efe fuentes policiales y del centro de emergencias 112.
Cuatro personas de tres viviendas de la aneja calle Zafra fueron desalojadas de forma preventiva, sin que se registrasen más daños personales, han informado a Efe los bomberos.
Según la Policía Local, que se desplazó al lugar, el cadáver fue localizado durante la primera inspección ocular al inmueble una vez extinguido el fuego, que llegó a provocar la caída de una de las plantas del edificio y en cuyas labores de extinción los bomberos se vieron obligados a hacer un butrón en la pared de la vivienda.
Según ha explicado a Efe el presidente de la Asociación de Vecinos del Bajo Albaicín, Manuel Navarro, el inmueble, al que recientemente se le hizo una inspección técnica, estaba bastante deteriorado y era habitualmente frecuentado por okupas e indigentes, circunstancias que suponían "un riesgo" para el vecindario.