Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La falsa víctima del 11-M

Según publica este jueves El Mundo, los atentados del 11-M tendrían una falsa víctima que nunca viajó en los trenes de Madrid aquel fatídico 11 de marzo de 2004.
Lorena Candelario, habría defraudado durante seis años decenas de miles de euros en ayudas reservadas a las víctimas. Durante este tiempo, además habría conseguido la nacionalidad española, un piso de titularidad pública y otras decenas de reconocimientos.
Tal y como publica el diario, el Ministerio del Interior y las principales asociaciones de afectados retienen desde hace cuatro meses todas las ayudas públicas a esta mujer, que fue imputada por simulación de delito en 2006 por la Audiencia Nacional.
Según las personas de su entorno, lo que pretendía esta mujer era "sacarle un dinerito al Estado".
En el momento de los atentados, Candelario se encontraba trabajando en la empresa de asistencia domiciliaria en Barajas Asispa.
Once días después de la matanza, la mujer acudió al ambulatorio de su localidad por "dolores de hombre y temblores". En ese momento, los médicos "no la encontraron ninguna lesión, ni siquiera tenía dolor en los oídos".