Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las familias catalanas podrán acceder a datos de otras en el proceso de matrícula escolar para detectar casos de fraude

Las familias catalanas que lo soliciten podrán acceder a los datos de otras familias que participen en el mismo proceso de preinscripción escolar para detectar casos de fraude en este proceso.
En una entrevista de Europa Press, la directora general de Atención de la Familia y a la Comunidad Educativa de la Generalitat, Meritxell Ruiz, las familias que deseen verificar los datos de otras solamente deberán solicitarlo en el colegio.
"Deberán firmar un papel conforme quieren ver los datos, porque las otras familias también tienen que saber que se ha accedido a sus datos", ha explicado Ruiz, que ha detallado que se mostrará el nombre, apellido y la dirección de una o de todas las familias que se hayan preinscrito y matriculado en un mismo curso.
Según Ruiz, se trata de los datos "no íntimos", ya que en ningún caso se dará acceso a información como las renta familiar ni las discapacidades.
La Conselleria de Educación ha enviado a los colegios e institutos estas instrucciones para que sepan cómo tienen que actuar en caso de recibir peticiones al respecto.
Ruiz ha concretado que esta nueva normativa es el resultado de la conjunción de la Ley de Protección de Datos y el Régimen Jurídico y de Procedimiento de las Administraciones Públicas, que da derecho a acceder a la información de cualquier proceso en el que se concurre.
De este modo, las familias que lo deseen podrán solicitar esta información durante todo el proceso de preinscripción y matrícula escolar si sospechan que alguna familia ha podido falsear su domicilio, lo que es más fácil de detectar en los pueblos más pequeños con diversas escuelas.
"Lo hemos aclarado para poder poner los derechos de cada uno y cómo puede realizarse esta consulta. A partir de aquí entendemos que lo puede hacer todo el mundo", ha explicado Ruiz.
Ruiz ha explicado que si hay sospecha de fraude hay que ponerlo en conocimiento de la Administración, que se encarga de reclamar al Ayuntamiento que verifique que la persona vive en determinado domicilio.
"Si no viviera en ese domicilio, ese alumno perdería la plaza, pero si el curso hubiera comenzado, se le dejaría terminar hasta el año siguiente, cuando tendría que volver a participar en el proceso de preinscripción", ha aclarado.