Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las primeras hermandades rocieras comienzan a cruzar al Coto Doñana, con los caminos en "bastante mal" estado

La Hermandad de La Línea de la Concepción (Cádiz) ha sido la primera en cruzar por Bajo de Guía, en Sanlúcar de Barrameda, al Coto de Doñana, donde los caminos "están bastante mal y realmente encharcados", según ha indicado el delegado de la Junta en Cádiz, Fernando López Gil, que ha señalado que se está evaluando que los vehículos pesados y ligeros se desvíen por la conocida como carretera de los linces.
En declaraciones a los periodistas en el puesto de mando avanzado montado por el operativo del Plan Romero, López Gil ha señalado que las hermandades van a llegar hasta el Palacio de Doñana para pernoctar allí, como es tradicional, y a partir de ahí se va a evaluar si se desvían los vehículos.
En este sentido, ha añadido que "lo más probable" es que las personas, animales y carretas sigan por el camino tradicional y los vehículos se desvíen por la carretera de los linces, lleguen hasta el poblado de Doñana y, una vez salvado uno de los escollos en forma de bolsa de agua, puedan volver hacia atrás para poder dar avituallamiento a los peregrinos.
El delegado de la Junta ha destacado que "ha llovido mucho y va a seguir lloviendo, los caminos están realmente encharcados y hay sitios con balsas de agua importantes". En este sentido, ha indicado que "hay tres puntos complicados, algunos salvables y otros difíciles de transitar".
La primera hermandad que ha cruzado al coto es la de La Línea de la Concepción, por lo que será la encargada de probar los caminos. En función de cómo vaya, se irá evaluando la situación.
López Gil ha recordado que "hace 20 años que no había un mal tiempo como este en día de embarque", lo cual "además de deslucir, provoca situaciones más complicadas y van a trastocar mucho el trabajo en el propio Parque".
Por su parte, el alcalde de Sanlúcar de Barrameda, Víctor Mora, ha advertido de "va a ser un camino muy duro, tanto a la ida como a la vuelta".