Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un hombre se quita la vida tras disparar a su mujer, herida leve, en una discusión familiar

Una mujer de 54 años ha resultado herida leve al recibir un disparo en la pierna, tras lo que su marido de 57 años se ha quitado la vida, todo ello después de producirse una "fuerte" discusión en el domicilio de la pareja, ubicado en la barriada del Polígono Guadalquivir de la capital cordobesa.
Fuentes policiales han informado a Europa Press de que fue sobre las 17.20 horas de este sábado cuando recibieron una llamada que alertaba de "una fuerte discusión" en una casa ubicada en la calle Libertador José Gervasio Artigas, en la que se había oído varios disparos.
Así, agentes del Cuerpo Nacional de Policía se desplazaron hasta el lugar, donde, a su llegada, encontraron a una mujer que presentaba heridas por disparo en una pierna, si bien no revestían de gravedad.
En principio, según el primer testimonio de la mujer, se habría producido una discusión entre varios miembros de una misma familia en el referido domicilio, todo ellos de nacionalidad española, momento en el que su pareja habría cogido una escopeta y disparado. Por ahora, se están investigando las circunstancias en las que se habría producido el disparo.
La mujer finalmente resultó herida de bala, tras lo que salió de la vivienda con otros familiares y fue trasladada a un centro hospitalario de la capital, donde fue atendida de las heridas leves que presentaba en una pierna.
Ante estos hechos, la Policía Nacional activó protocolo para localizar al presunto agresor, siendo sobre las 21.00 horas cuando efectivos de los Grupos Operativos Especiales de Seguridad (GOES) de Sevilla accedieron a la casa, donde hallaron el cuerpo sin vida del hombre de 57 años. Al parecer, todo apunta a que el varón se quitó la vida tras la discusión. Por el momento, los agentes están a la espera del resultado del informe del forense que le está practicando la autopsia.
Hasta ahora no constaban denuncias previas por malos tratos, ni medida alguna de protección sobre la mujer herida, de manera que las fuentes indican que, aparentemente, no parece que se trate de un episodio de violencia de género.
La Policía Nacional mantiene abierta la investigación para esclarecer los hechos, toda vez que en la tarde de este sábado ya realizaron una inspección ocular en la vivienda y en la jornada de este domingo se tomará declaración a la víctima y los testigos.