Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un hostelero mata a un ladrón al descubrir que intentaba robar en su establecimiento

El dueño de un restaurante cántabro, en Santillana del Mar, ha acabado con la vida de un hombre al que atrapó cuando intentaba robar de madrugada en su local e hirió de gravedad a otro de los ladrones que lo acompañaban. Era la sexta ocasión que intentaban desvalijarle el establecimiento, con la diferencia de que, esta vez, pudo cazarles porque dormía en su restaurante agarrado a una escopeta. En el pueblo, sus vecinos defienden su actuación. Fue puesto en libertad a las pocas horas de su arresto.
La madrugada del domingo, el dueño del restaurante se despertó debido a unos ruidos y sorprendió a tres ladrones merodeando por el local. Uno de ellos, de 33 años y origen rumano, murió por disparos de escopeta. Otro huyó herido, aunque fue detenido en un hospital y ya está en prisión, y aún se sigue buscando al tercero.
Los vecinos no niegan su apoyo al hostelero. Dicen estar hartos de la oleada de atracos que ha sufrido el pueblo de Santillana del Mar. "Hizo lo correcto y lo justo", asegura una de las vecinas cántabras de la zona.
El hostelero que tiene licencia de cazador ha alegado legítima defensa y el juez le dejó en libertad a las pocas horas de su arresto a la espera del juicio. IM