Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El impacto de la violencia tuvo un coste en 2015 de 1.000 euros por cabeza en España, el 4% de su PIB, según un estudio

El impacto de la violencia tuvo un coste para las arcas públicas españolas el año pasado equivalente al 4% de su Producto Interior Bruto, 48.548 millones que han supuesto más de 1.000 euros por cada ciudadano, según el Global Peace Index que elabora el Institute for Economics and Peace y que sitúa a España en un puesto 146 a nivel mundial por volumen de gasto en contención de la violencia.
Se trata de la décima edición de este índice global que analiza la desigualdad en los niveles mundiales de paz y que en esta ocasión, arroja una mejoría en 81 países que no ha compensado sin embargo el deterioro experimentado en otros 79: "La paz se ha reducido a un ritmo más rápido que el año anterior" y la situación mundial "se ha deteriorado".
Según explica, España "presenta niveles bastante estables de paz, con muy poco cambio en la última década debido en parte a sus niveles relativamente elevados de paz interna" con indicadores como la novena tasa de homicidios más baja del mundo.
Así, cuando se trata de nivel de paz, España se clasifica en el puesto 25 de 163 con mejores resultados en el estudio, y en el puesto 18 entre los 39 del continente europeo, donde la puntuación media se ha deteriorado por el aumento del impacto del terrorismo.
Además, el coste de contención de la violencia en España se ha reducido un 25% desde 2008. Con todo, sigue costando mucho dinero. Conforme explica el fundador y presidente ejecutivo del IEP, Steve Killelea, "en 2015, el gasto para contención de violencia en España alcanzó los 55.200 millones de dólares (48.548 millones de euros)".
Con un 4% de su PIB empleado en estas cuestiones, España se clasifica en el puesto 146 a nivel mundial. "Hacer frente a la disparidad mundial de la paz y conseguir una reducción general de un 10% en el impacto económico de la violencia produciría un dividendo de paz de 1.360 billones de dólares. Este es el equivalente aproximado al tamaño de las exportaciones de alimentos mundiales", añade el experto.
En total, el impacto económico de la violencia en la economía mundial llegó a los 13.600 billones de dólares en 2015, el 13,3% del producto mundial bruto, y el equivalente a 11 veces el tamaño de una inversión directa extranjera mundial.