Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La implicación de la familia del paciente con úlceras venosas acelera su curación

La implicación de la familia del paciente con úlceras venosas acelera su curación, según ha asegurado la miembro del Capítulo Español de Flebología y Linfología (CEFyL) de la SEACV, Josep Marinel·lo Roura, quien ha recordado que entre el 3 y el 5 por ciento de los mayores de 65 años padece esta afectación.
De hecho, es tan importante la asistencia familiar que la Asociación Europea de Tratamiento de Heridas (EWMA, en inglés) y el Grupo Nacional para el Estudio y Asesoramiento en Úlceras por Presión y Heridas Crónicas (GNEAUPP) se marcaron como principal objetivo para el año 2015 implicar a las familias en el cuidado de las úlceras.
Y es que, esta dolencia continua siendo un foco de preocupación por parte de los profesionales porque no se ha terminado de establecer un tratamiento completo desde el punto de vista asistencial, donde encajaría la asistencia familiar como uno de los pilares de la atención de estos enfermos.
ALTO NIVEL DE CRONICIDAD
Otra de las principales circunstancias que hacen necesaria la ayuda familiar es el alto nivel de cronicidad que tienen estas lesiones en las personas que las padecen. "Las úlceras que se tratan en España llevan abiertas de promedio unos 22 meses, y un tercio de las que se curan reaparece durante el año", ha alertado el experto.
De todas las úlceras que se dan, entre un 40 y un 50 por ciento permanece activa por un periodo no inferior a seis meses, un porcentaje similar supera el año de evolución, mientras que alrededor del 10 por ciento alcanza los cinco años.
"Lo fundamental es crear equipos multidisciplinares de enfermería y angiólogos para trabajar conjuntamente en la cicatrización de estas lesiones", ha señalado, para recordar que una úlcera venosa no es más que una herida que se cronifica y que "en muchas ocasiones" viene derivada de una insuficiencia venosa no tratada a tiempo. "La mejor estrategia para hacer frente a la lesión está en la terapéutica de la compresión, ya sea mediante vendajes o medias de compresión", ha apostillado.