Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El padre de la niña ingresada por la vacuna del papiloma pide responsabilidades a Bernat Soria

"He solicitado hablar con el ministro de Sanidad como máximo responsable de la sanidad de las niñas pero no tenemos respuesta ", ha lamentado el padre de la menor de 14 años, que se encuentra ingresada en la UCI del Hospital Clínico. Domínguez ha asegurado que lo que le ha pasado a su hija es "un fallo administrativo" y ha pedido que "se admita el fracaso del equipo médico" del hospital donde se encuentran ingresadas las mayores.
Hace un mes y medio que Juan vive en el Clínico de Valencia, el tiempo que ha transcurrido desde que su hija fue vacunada contra el papiloma. Raquel, de 14 años, sigue ingresada en la UCI sin que mejore su estado. Tras la primera inyección la menor sufrió una subida de temperatura hasta los 39 grados de fiebre, manteniéndose hasta el día de hoy. Además sufre crisis convulsivas continuamente sin que las instancias médicas lleguen a comprender el porqué.
Los padres de la menor de 14 años quieren que un equipo médico de EEUU trate a su hija, y si no puede ser en el Clínico de Valencia plantean la posibilidad de trasladarla hasta allí. "Nosotros ya hemos aportado la solución. Hay casos en Estados Unidos de hospitales donde se ha tratado este tema: el Johns Hopkins Hospital de Baltimore y el Hospital Universitario de Columbia, en Nueva York", ha explicado.
Llevan demasiado tiempo sin resultados y sin saber nada del equipo de expertos que la administración ofreció para este caso. Se quejan del silencio de las autoridades sanitarias y han decidido denunciar. "No encontramos solución ni tenemos respuesta de nadie. Los médicos tampoco la tienen porque nos dicen que no saben cuándo se van a producir las crisis ni hasta cuándo van a durar, y eso para mí sólo tiene un nombre: fracaso", ha concluido.
El Ministerio de Sanidad ha reconocido que las convulsiones son un efecto secundario de la vacuna y se descarta la idea de un lote defectuoso . No es la única, Carla, de 15 años, fue dada de alta el lunes y 24 horas después era hospitalizada con una nueva crisis. Para Domínguez, en estos momentos la situación de su hija y la otra menor de 15 años, que fue dada de alta y tuvo que volver al hospital a las pocas horas, se encuentra "en punto muerto". CGS