Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cinco inmigrantes heridos son trasladados al hospital de Melilla por "razones humanitarias"

Unos 80 inmigrantes siguen subidos en lo alto de la valla seis horas después del intento de salto de centenares de subsaharianos
Al menos cinco inmigrantes han accedido a Melilla durante el intento de salto protagonizado durante la madrugada de este miércoles por centenares de subsaharianos, todos ellos heridos por los que se les permitió el acceso "por razones humanitarias".
Según han informado a Europa Press fuentes sanitarias, cuatro de los cinco 'sin papeles' trasladados por Cruz Roja al Hospital Comarcal después del intento registrado sobre las 05.00 horas ya están en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) al no revestir gravedad sus heridas, mientras un quinto sigue aún en el centro hospitalario "en observación".
Las citadas fuentes han apuntado que a todos los 'sin papeles' que están llegando a la ciudad española se les están realizando análisis médicos para descartar que sufren enfermedades infecciosas, entre ellas el virus del Ébola, y hasta el momento todas han dado negativo.
En cualquier caso, han subrayado que es muy difícil que un enfermo del ébola pueda llegar a Melilla porque para la ruta que escogen los inmigrantes para alcanzar a esta ciudad, requiere de varias semanas que les haría imposible llegar con vida, ya que la media del periodo de incubación es de 21 días. "Para llegar aquí necesitan semanas por no decir meses por lo que, si tienen el ébola, morirían por el camino" han admitido.
SEIS HORAS
Por otro lado, 80 inmigrantes de esta avalancha siguen encaramados desde las 05.00 horas en lo alto de la valla a la altura de Villa Pilar, cerca del aeropuerto de Melilla, donde se niegan a bajar a pesar después de seis horas a pesar del fuerte calor que se registra este miércoles en la ciudad autónoma.
Agentes de la Guardia Civil provistos con mascarillas han subido en escaleras para intentar convencerles de que desistan de su actitud y al menos un par de ellos han aceptado. De estos se ha hecho cargo la policía marroquí, a diferencia de lo que ocurrió el martes, en el que unos 50 subsaharianos que resistieron en lo alto la alambrada, lograron finalmente que se les dejara pasar a Melilla.
Frente a lo sucedido ayer, este miércoles parece que se aplicará el mismo criterio de anteriores ocasiones, donde a los subsaharianos subidos a la valla se les hace desistir de su actitud y se les exige que bajen porque no se considera que hayan pasado a territorio nacional "al no superar las vallas", por lo que se hacen cargo de ellos los policías marroquíes.
El intento de salto de este miércoles se une a las tres que se contabilizaron el martes. Una primera de unos 500 sin papeles entre Barrio Chino y Farhana, una segunda de 200 por el Río de Oro y una tercera de unos 50 por Beni-Enzar. De los 750 que quisieron pasar, sólo lo lograron unos 80 después de subrayar la Delegación que usaron piedras para hacer frente a los agentes y escaleras rústicas para sortear la malla anti-trepa, además de romper una de las puertas situadas en la verja. El saldo de heridos fueron tres subsaharianos, pero ninguno de gravedad.