Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los obispos piden "libertad para predicar el Evangelio" tras el archivo de la denuncia contra Cañizares

El secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal, Jose María Gil Tamayo, ha defendido la "libertad de predicar el Evangelio" de los obispos, después de que el juzgado de Instrucción número 18 de Valencia haya archivado las denuncias contra el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, por sus palabras sobre el "imperio gay" y la ideología de género.
"Los obispos en el ejercicio de la libertad de su magisterio contarán siempre con el apoyo de la CEE", ha asegurado Gil Tamayo en la rueda de prensa posterior a la reunión de la Comisión Permanente, al tiempo que ha indicado que el mensaje de la Iglesia debe ser "propositivo, en el estilo del Papa Francisco, mostrando lo que la familia debe ser desde el Evangelio".
Según ha precisado, la CEE ya emitió un comunicado condenando la "profanación blasfema" de unas imágenes de la patrona de Valencia, 'Geperudeta', y de la 'Moreneta', besándose en un cartel publicitario por el Día del Orgullo LGTB en Valencia, en el que mostraban su apoyo a Cañizares y apuntaban que este era "un episodio más" de "una escalada de presión contra la libertad para predicar el Evangelio".
"El cardenal Cañizares y todos los obispos tienen que tener libertad, con respeto exquisito a las convicciones de los demás pero sin abultamientos que no corresponden a la realidad", ha subrayado el portavoz de la CEE, para recordar que el juez ha rechazado las demandas presentadas contra el arzobispo de Valencia.