Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El mundo del toreo da el último adiós al maestro alicantino José Mari Manzanares

El mundo del toreo ha dado este jueves el último adiós al maestro alicantino José Mari Manzanares, padre, fallecido el pasado martes en su finca de Trujillo (Cáceres).
Un buen número de aficionados se han dado cita en la Concatedral de San Nicolás de Alicante para asistir al funeral del torero y acompañar a su familia. Los restos mortales del matador han llegado a las 11.15 horas a la plaza del Abad Penalva, entre vítores de "torero" y "olés" por parte de los aficionados al toreo que abarrotaban este espacio.
El féretro ha entrado a hombros a la Concatedral, donde se ha celebrado el acto religioso durante una hora, tras dos días de capilla ardiente en la plaza de toros de Alicante, donde miles de aficionados han podido despedir al maestro en las dos últimas jornadas.
Antes del traslado, el ataúd de Manzanares ha dado dos vueltas al ruedo de Alicante, la primera a hombros de los toreros Padilla, Conde, Pepín Liria y Salvador Vega y la segunda a hombros de los que habían formado parte de su cuadrilla.
Hasta San Nicolás se han acercado, además, los toreros El Soro, Miguel Abellán, Espartaco, Enrique Ponce y El Juli.
La familia del torero, con su hijo José Mari Manzanares a la cabeza, ha estado acompañada por personalidades de la sociedad alicantina como el cocinero Quique Dacosta y políticos como la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, el concejal de Hacienda, Juan Seva, la portavoz 'popular', Marta García Romeu, o el edil socialista Carlos Parodi.