Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ciencia española logra una terapia pionera

Orgullosos porque han conseguido algo que parecía impensable. Reprogramar células de ratones para que vuelvan a su estado embrionario. Convertirlas en células madre capaces de generar cualquier tejido, paso clave hacia la medicina regenerativa. Lo de dar marcha atrás ya lo hizo Shinya Yamanaka en 2006, y por ello recibió el Nobel del Medicina, pero él lo hizo en el laboratorio. Nadie hasta ahora lo había conseguido en un organismo vivo. De Nobel o no, hoy todos miran hacia ellos, científicos españoles, jóvenes y ahogados en recortes. María tiene 33 años, y su futuro se lo plantea difícil aunque al menos hoy, toca celebrar.