Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La menopausia pudo haberse originado para evitar problemas entre suegras y nueras

La menopausia pudo haberse originado para evitar problemas entre suegras y nuerasEfe

Investigadores de las universidades de Turku (Finlandia), Exeter y Sheffield (Reino Unido) y Stanford (EE.UU), aseguran que la relación entre suegras y nueras pudo tener un papel clave en la aparición de la menopausia en la mujer, tras haber constatado un conflicto de intereses entre ambas en aquellos casos en que daban a luz de forma simultánea.

Según informa la revista 'Ecology Letters', los autores han recopilado datos que muestran que cuando una mujer daba a luz a la vez que su nuera sus hijos tenían sólo un 50 por ciento de probabilidades de sobrevivir hasta edad adulta.
La menopausia es uno de los grandes misterios de la naturaleza, apuntan los autores, ya que hace que el ser humano, a diferencia de otros animales, deje de reproducirse en edades relativamente tempranas si se tiene en cuenta su esperanza de vida.
Algunas teorías evolutivas apuntaban a que el origen de la misma estaba en la necesidad de que las mujeres pudieran centrarse en el cuidado de sus nietos, tanto en lo que se refiere al suministro de alimentos como a la hora de protegerles de accidentes o enfermedades.
Para analizar esta posibilidad, el profesor de la Universidad de Sheffield Virpi Lummaa y su equipo utilizaron los registros de natalidad y mortalidad de entre 1700 y 1900 conservados por la iglesia de Finlandia.
Así, el estudio mostró que las mujeres tenían más nietos si dejaban de tener hijos a los 50 años, algo que los autores creen que puede deberse a que así se reducirían los posibles conflictos que pudieran surgir entre suegras y nueras por el apoyo a sus nietos.
La revisión de los datos también mostró que un niño nacido en familias en las que su madre y la mujer de su hermano tenían hijos de forma simultánea tenían el doble de probabilidades de morir antes de cumplir 15 años, circunstancia que en cambio no se daba en familias en las que eran madres e hijas las que coincidían en el paritorio.
Esto podría deberse, apuntan los autores, a que en estos casos las mujeres comparten los genes y cooperan entre ellas para criar a sus hijos, algo que no sucede en el caso de las suegras y las nueras, lo que "las lleva a competir al máximo para hacer prevalecer sus genes".
En consecuencia, aseguran, la mayoría de las mujeres obtendrían un beneficio de detener su reproducción a los 50 años en favor de sus nietos, pero no de sus hijos.
Pero esta no es la última de las hipótesis lanzadas para buscar una explicación a la menopausia, que también ha sido relacionada con un proceso evolutivo de la mujer para eludir el riesgo de morir durante un embarazo o parto en edades avanzadas.
"Estamos tan acostumbrados al hecho de que todas las mujeres sufren la menopausia que a veces nos olvidamos de que tras ella hay una extraña teoría evolutiva tras la que podrían estar las relaciones entre suegras y nueras", ha explicado Andy Russell, otro de los autores del estudio.