Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un bebé muere en horas por una septicemia después de pasar la varicela

Un bebé muere por septicemia después de pasar la varicelaDave Hope

El pequeño Layton se contagió de varicela, pero después de recuperarse sufrió una septicemia que pocas horas más tarde le provocó la muerte en el hospital. Tras su pérdida, la familia del pequeño está  devastada.

Layton desarrolló la varicela, una enfermedad muy común entre los niños, después de que su hermano James, de cinco años de edad, la hubiera tenido. Varios días después, el pequeño parecía recuperado; se le veía animado, caminaba y tenía ganas de jugar con sus hermanos, según informa Mirror.
Tras una siesta con sus padres, el pequeño empezó a mostrar de nuevo síntomas de malestar. La respiración acelerada y su alta temperatura alarmó a los padres, quienes le llevaron rápidamente el hospital.
“Los médicos sabían que tenía una infección, pero no sabían qué era. Apareció en la autopsia, la septicemia con varicela fue la causa de su muerte.”, dice Dave Hope, el padre.
La septicemia es una infección grave y generalizada de todo el organismo debida a la existencia de un foco infeccioso en el interior del cuerpo del cual pasan gérmenes patógenos a la sangre. Una enfermedad que afecta a miles de personas en el mundo.
“La varicela debilitó su sistema inmunológico, que no era tan fuerte como el de un niño más mayor. Entonces comenzó la septicemia, luego empezaron a fallarle los órganos y finalmente sufrió un paro cardiaco.”, añade Dave.
Tras la muerte del pequeño, cualquier atisbo de fiebre o enfermedad se torna en odisea en esta familia: “Cuando oímos la palabra varicela sentimos escalofríos, pero sabemos que nuestros hijos la tendrán que pasar. Vivimos con el temor de que haya un brote de varicela en la escuela o en la guardería. Ahora ya sabemos lo que es la septicemia y que puede desarrollarse a partir de una serie de factores, incluyendo una infección urinaria o a través de un resfriado común. Es aterrador.”
El suceso conmocionó a la familia en todos los aspectos; los hermanos estaban tristes y la madre, que tenía altibajos emocionales, había experimentado una gran pérdida de peso. Pero varios meses después, Dave y Nichol se enteraron de que estaban esperando un nuevo bebé. "Fue definitivamente una sorpresa. Vino de la nada y nos aportó algo positivo en lo que concentrarnos.", dijo Dave.
Tras el nacimiento de Jenson llegó Theo. Debido al miedo que han desarrollado tanto padres como hijos a los hospitales y las enfermedades, sus progenitores se están planteando vacunarlos de la varicela a través de la sanidad privada.
Se estima que 260.000 personas se ven afectadas por la septicemia cada año y 44.000 personas pierden sus vidas por la septicemia cada 12 meses.
El padre del pequeño ha declarado que le hubiera gustado saber más sobre esta infección antes de que le hubiera pasado a su hijo. "Si hubiéramos sabido los síntomas entonces hubiéramos pedido al hospital hacerle pruebas sobre ello. Layton aún podría estar vivo."
Algunos de los principales síntomas de esta enfermedad son la dificultad para hablar, el dolor muscular, las manchas en la piel, una respiración acelerada o las convulsiones.
Cualquier persona con estos síntomas “debe acudir al médico inmediatamente (…) Cada hora que pasa sin que se administren los antibióticos correctos, hace que el riesgo de muerte aumente.”, asegura el Doctor Ron Daniels, experto en esta enfermedad.