Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos mujeres asesinadas en las últimas horas

La mujer que fue encontrada ayer muerta en su casa de Rociana del Condado (Huelva) habría muerto estrangulada, según los primeros detalles de la investigación. En el madrileño barrio de Vallecas, una mujer de 35 años murió también el viernes en su domicilio apuñalada por su mirado, quien a continuación se ha entregado a la Policía.
Sobre la primera de las víctimas, fuentes de la investigación han declarado a que el cuerpo de la mujer, de unos 35 años y cuya identidad no ha trascendido, no presentaba heridas ni restos de sangre. La Guardia Civil accedió al domicilio de la mujer, en la calle Hermanos Alvarez Quintero de Rociana del Condado, pasadas las 17 horas y tras recibir una llamada de alerta del suegro de la víctima.
El marido de la mujer, de 38 años y natural de la vecina localidad de Almonte, se encuentra en paradero desconocido, y ambos tienen en común dos hijas de nueve y siete años que no estaban en la casa en el momento del suceso.
El asesinato de una mujer a manos de su marido en el distrito de Villa de Vallecas, en Madrid, y según ha relatado el presunto agresor a la Policía Nacional, fue consecuencia de una discusión "que fue subiendo de tono" hasta que, en un momento dado, el hombre apuñaló a la mujer, según informa la Jefatura.
A continuación el hombre acudió a la Comisaría de Moratalaz, a la que llegó con manchas de sangre en la ropa, y explicó que había matado a su mujer acuchillándola. Mientras un coche patrulla se dirigía al piso en el que habían ocurrido los hechos, un vecino avisaba al 112 de que se había producido un homicidio en ese mismo domicilio. Cuando la Policía y el SUMMA llegaron a la vivienda, encontraron el cuerpo de la mujer entre un gran charco de sangre, ya que murió desangrada debido a las puñaladas que recibió.
MV