Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los musulmanes observan un trato "positivo" en España a los refugiados y una reacción "serena" ante el terrorismo

Los musulmanes observan en España actitudes "positivas" en el trato humanitario y de ayuda a los refugiados, sean seguidores del Islam o cristianos, y una reacción "serena" de la población ante el terrorismo, según el 'Informe anual 2015' y el 'Informe especial, incidencias e islamofobia', elaborados por el Observatorio Andalusí, organismo autónomo de la Unión de Comunidades Islámicas de España (UCIDE).
"En nuestro país se desarrolla una opinión y actitudes positivas hacia el trato humanitario y de ayuda a los refugiados, sean musulmanes o cristianos, lo que sumado a la respuesta sensata ante el terrorismo, tanto de la población general como de las autoridades en la lucha antiterrorista, limita las reacciones de violencia física y dialéctica contra los muslimes a un sector identitario muy ideológico", rezan los informes, a los que ha tenido acceso Europa Press. En cualquier caso, detectan un aumento del número de discursos y delitos de odio propiciados por un colectivo "minoritario" islamófobo.
Además, señalan que los partidos políticos mayoritarios españoles manifiestan una actitud de repulsa contra el terrorismo y contra la islamofobia y que la sociedad española, en general, acepta la presencia musulmana en su entorno "con normalidad".
Los musulmanes esperan "respeto, transparencia e interlocución" por parte de los poderes públicos, aunque el estudio apunta que la aplicación del Acuerdo de Cooperación firmado entre la Comisión Islámica de España y el Estado español en 1992 "avanza de manera muy contenida".
Así, los estudios exponen que los hijos de los musulmanes siguen "sin tener los mismos derechos que sus compañeros de clase católicos en los colegios e institutos públicos y concertados". Concretamente, indican que incluso donde se ha conseguido la impartición de clases de religión islámica en educación Primaria, es todavía inexistente en Secundaria y Bachillerato.
281.725 ESTUDIANTES MUSULMANES
En España hay 281.725 estudiantes musulmanes --40% españoles, 45% marroquíes y 15% de otra nacionalidad--. En el curso 2015-2016 han estado contratados 48 profesores de Religión islámica en Educación Primaria en seis autonomías, siendo cinco de ellas competencia del Estado. Por ello, el informe remarca la necesidad de aumentar la contratación por las autoridades educativas para cubrir la demanda en centros con 10 ó más solicitudes.
Los musulmanes denuncian que algunas administraciones "ocultan" la información de las solicitudes de enseñanza religiosa islámica presentadas por centro educativo y que en "muchos" colegios ni si quiera se oferta la enseñanza religiosa islámica.
En cuanto a la asistencia religiosa en cuarteles y hospitales, los informes revelan que los musulmanes "no son atendidos con igualdad al resto". Así, por ejemplo, ponen de manifiesto que, a pesar de que existen cuarteles militares con más de la mitad de su personal que profesa la religión islámica, solo se prestan servicios religiosos católicos.
En el apartado referido a los enterramientos por el rito musulmán, los informes apuntan que se detectan "avances" ya que han llegado a acuerdos con algunos ayuntamientos pero indican que aún no pueden enterrar con normalidad en muchos municipios donde los trámites posteriores al fallecimiento se convierten en "un doloroso calvario".
Por otra parte, los documentos reflejan la "oposición y hostilidad islamófoba" con "trabas y exigencias administrativas inauditas" para la apertura de templos islámicos en algunas localidades, donde se les exige aforo o destierro al extrarradio.
HIYAB Y NICAB
Asimismo, apuntan que se va "retomando una cierta normalidad" relativa a la aceptación social pública de las mujeres con hiyab --velo-- por las calles y de los musulmanes en general, "no detectándose las anteriores miradas de desprecio y hostilidad contenida", aunque añaden que persiste la "incomprensión" ante la vocación de las sores muslimas de semiclausura con nicab --que cubre el rostro--.
En España viven cerca de 1,9 millones de musulmanes y la cifra de comunidades islámicas inscritas como religiosas en España asciende hasta 1.427 entidades, con 1.241 mezquitas, la mayoría en locales habilitados al culto, y 27 cementerios, la mayoría parcelas municipales.