Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El nacimiento de un lémur frentirrojo da la bienvenida a la primavera en Bioparc en Valencia

El nacimiento de un lémur frentirrojo ha dado la bienvenida a la primavera en Bioparc Valencia. Se trata de una especie endémica de Madagascar que en España sólo habita en España en el Bioparc y que ya puede contemplarse estos días festivos de Semana Santa.
El parque valenciano ha destacado en un comunicado que la primavera significa para la naturaleza "una eclosión de vida", porque "empiezan los nacimientos de muchos animales, con las agradables temperaturas y la proliferación de alimento que propicia las mejores condiciones de supervivencia".
En Bioparc este ciclo natural supone, además, la necesaria reproducción de especies amenazadas en sus lugares de origen. El primer nacimiento primaveral de las seis especies de lémur que viven en el hábitat de Madagascar ha sido un lémur frentirrojo, una preciosa especie que sólo alberga en España este parque valenciano.
Así, Bioparc permite acercarse al exotismo de Madagascar, la mayor de las islas africanas y la cuarta más grande del mundo, y conocer su fauna endémica, que únicamente puede encontrarse en estado silvestre en ese lugar por lo que es "un tesoro para la biodiversidad del planeta".
En Europa sólo hay alrededor de 60 ejemplares de lémur frentirrojo viviendo en instituciones especializadas e incluidos en un programa de reproducción de especies amenazadas (EEP) para garantizar su pervivencia ante una posible extinción en el medio natural.
En Bioparc Valencia no es la primera vez que se reproducen, de hecho ha habido nacimientos los últimos cinco años, lo que igualmente convierte al parque en un centro reproductor de referencia del lémur frentirrojo, que está incluido en la "lista roja" de especies en peligro de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.
La gestación tiene una duración de 120 días y desde el parto se puede ver a la cría recién nacida agarrada fuertemente a la madre, una reacción instintiva muy importante en estos mamíferos pues le permite acceder fácilmente a sus pechos para poder alimentarse y estar a salvo de posibles peligros.