Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 1 de noviembre los medicamentos de marca se convierten en un activo para el ahorro en el SNS, según Farmaindustria

Espera que la Administración "facilite los mecanismos" para que los médicos puedan prescribir por marca
Farmaindustria ha manifestado con la entrada en vigor, el próximo día 1 de noviembre, del Real Decreto-Ley 9/2011, los medicamentos de marca "se convierten en un activo igual que el genérico en favor del ahorro" del Sistema Nacional de Salud (SNS).
"Los medicamentos originales de marca permitirán conseguir los máximos ahorros para el Sistema Nacional de Salud (SNS) puesto que para poder ser dispensados han tenido que alinearse con el menor precio", señalan desde la patronal.
No obstante, esperan, que con la nueva normativa, en la que prima que se dispense siempre el medicamento de menor precio, las Administraciones públicas "faciliten los mecanismos" para que los médicos puedan prescribir por marca "con la certeza de que queda así garantizada la dispensación más eficiente".
Asimismo, recuerdan que en el RD no puede interpretarse la prescripción por principio activo (PPA) como una obligación, ni tampoco identificarse la PPA con la prescripción de genéricos. Desde este día las marcas farmacéuticas originales deberán estar alineadas con el precio menor para seguir siendo dispensadas en el ámbito del SNS.
"El médico podrá recetar con todas las garantías de que contribuye al sostenimiento del Sistema Nacional de Salud, pudiendo prescribir según su mejor criterio clínico, de la forma que considere más conveniente siempre que el precio sea el mismo", explican.
En cuanto a los beneficios para el paciente, Farmaindustria señala que les da la posibilidad de seguir su tratamiento con sus medicamentos de marca habituales, lo que "permitirá evitar confusiones derivadas de los inevitables cambios de envases, formas y colores que supone la prescripción por principio activo", lo que a la larga supone "una mayor adherencia y mejor cumplimiento terapéutico".
Finalmente, recuerda que los medicamentos de marca constituye "una parte inequívoca del progreso" incluida la innovación terapéutica, por lo que confía en que las Administraciones sean sensibles a estas circunstancias.