Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los oncólogos denuncian que el tabaco es la principal causa de más de una decena de tipos de cáncer

La Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) recuerda que el tabaco se asocia a entre un 16 y 40 por ciento de los casos de cáncer y es la principal causa de más de una decena de tumores, como los de pulmón, cavidad oral, faringe, laringe, esófago, estómago, cuello de útero, vejiga, intestino, riñón, páncreas y próstata, además de la leucemia mieloide aguda.
Con motivo del Día Mundial sin Tabaco que se celebra este martes, 31 de mayo, esta sociedad científica denuncia que el consumo de tabaco es la "primera causa conocida de mortalidad y morbilidad evitable" y constituye el principal problema de salud pública en los países desarrollados.
Prueba de ello son las "cifras escalofriantes" sobre las consecuencias de su consumo en el siglo XX, cuando causó más de 100 millones de muertes, y las previsiones para los próximos años, ya que se estima que entre los años 2000 y 2050 fallecerán otras 450 millones de personas por este motivo, ha destacado Miguel Martín, presidente de SEOM, cuatro veces más que en todo un siglo.
En el caso del cáncer de pulmón, este experto recuerda que la incidencia en mujeres se han incrementado en los últimos años hasta alcanzar los 14 casos por cada 100.000, mientras que la mortalidad de otros tumores más frecuentes en mujeres como el de mama ha caído hasta los 14,5 casos por 100.000 habitantes, lo que convierte al cáncer de pulmón en la primera causa de muerte en las mujeres en los próximos años.
Ante esta situación, la SEOM defiende que el hecho de no fumar se considera en la actualidad como "la mejor medida preventiva frente al cáncer" y añaden que también resulta beneficioso frente a otras enfermedades respiratorias y cardiocirculatorias.
De hecho, recuerda que los beneficios de dejar de fumar empiezan desde el primer día y "después de 10 años sin fumar el riesgo de morir por un cáncer de pulmón es la mitad que si se continuase fumando".
Del mismo modo, reconocen que los avances conseguidos con la Ley antitabaco "aún no son suficientes" y propone nuevas medidas para seguir combatiendo su consumo, como un incremento del precio de los cigarrillos y otros productos del tabaco; la prohibición de la publicidad y la promoción de todos los productos del tabaco, logotipos y marcas comerciales; y prohibiciones y restricciones de fumar en lugares públicos y en el lugar de trabajo.
MÁS INFORMACIÓN Y AYUDA A DEJAR DE FUMAR
También reclaman más información al consumidor y al público en general incluyendo campañas públicas de información, uso de los medios y la publicidad, advertencias sanitarias sobre los efectos del consumo de tabaco en los paquetes de cigarrillos y favorecer el acceso al tratamiento para dejar de fumar.
La SEOM propone igualmente no excluir los riesgos para la salud asociados al uso intencionado de los cigarrillos electrónicos ya que "los líquidos que contienen nicotina son potencialmente peligrosos ya que la nicotina es tóxica y adictiva".
Además, añaden, se trata de dispositivos que incitan al acto de fumar de la misma manera que el tabaco al realizar el mismo ritual en las mismas circunstancias sociales, por lo que "pueden tener el efecto contrario de impedir el cese definitivo de su consumo, manteniéndose la adicción psicológica, y evitando las restricciones establecidas".