Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 21% de los pacientes con asma mejora de su enfermedad en los últimos 10 años

Aumentan casos de asma grave que pasan a ser leve y se reducen los casos leves
Un 21 por ciento de los pacientes con asma ha mejorado en los últimos 10 años en España, donde ha aumentado el número de casos de asma grave que han pasado a ser leves y se han reducido, a su vez, los casos leves, según un estudio de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) publicado en 'Archivos de Bronconeumologia de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica'.
Según este estudio, que ha seguido a más de 200 pacientes de asma entre 1994 a 2004 en Osona (Barcelona), la mejoría se ha reflejado en la reducción del uso de los servicios sanitarios de estos pacientes, que han ido menos las urgencias por exacerbaciones: 0,3 frente a 0,6 visitas por paciente al año. Además, hay una mayor proporción de asma leve (54,8% frente a los 42,7% en el inicio del estudio).
El análisis de los datos económicos del estudio revela que, en concordancia con el descenso de la morbilidad y particularmente de la frecuentación sanitaria, los costes totales de esta enfermedad se redujeron significativamente.
Así, el coste por paciente y año registrado en 2004 experimentó un descenso del 35 por ciento respecto al de 1994, pasando de los 2.267 euros por paciente al año de 1994 a los 1.464 euros por paciente al año de 2004.
Sobre los costes directos, si bien se observó un incremento del gasto en la compra de fármacos y en las visitas al médico de Atención Primaria en 2004 respecto a 1994, se vio también un descenso de los costes directos relacionados con hospitalización, visitas a urgencias y consultas al especialista.
MENOS ABSENTISMO LABORAL, MÁS CALIDAD DE VIDA
En la misma línea, el descenso del absentismo laboral redujo más de la mitad los costes indirectos, lo que indica que el gasto sanitario se redujo en los pacientes que se mantienen estables y evitan reagudizaciones, lo que se consigue con una buena educación sobre el manejo de esta enfermedad y con la medicación adecuada.
También se redujo la puntuación total en los cuestionarios de calidad de vida utilizado --en este caso el 'St. George's Respiratory Questionnaire' (SGRQ)--, indicando que el nivel de calidad de vida ha mejorado.
Según el doctor Joan Serra, autor del estudio, miembro de SEPAR y jefe del servicio de Neumología en el Hospital General de Vic, en Barcelona, "el resultado ha confirmado que la evaluación clínica de la enfermedad asmática en los últimos años es positiva, con una reducción de la morbilidad, mejora de la calidad de vida de los pacientes y una sustancial reducción de costes".
"Además, estos cambios son independientes del nivel de gravedad inicial, incluyendo las formas más graves de la enfermedad. La mejora coincide con el incremento del uso de corticoesteroides inhalados y agonistas", concluye.
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el asma es la séptima enfermedad más prevalente en el mundo. En España, afecta a un 4 por ciento de la población adulta.