Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La patronal del cigarrillo electrónico observa un repunte del 12% en las ventas de 2015

La Asociación Nacional del Cigarrillo Electrónico (ANCE) ha hecho públicos los datos del sector en España anunciando un incremento de la facturación en 2015 del 12 por ciento respecto a 2014, lo que supuso una facturación de 45 millones de euros frente a los 40 millones facturados en 2014.
"La estabilidad que generará la entrada en vigor de la Directiva Europea, que nos proporciona un marco reglamentario estable para los próximos 5-10 años, nos llevará a tasas de crecimiento similares a las de otros países europeos, donde el cigarrillo electrónico es una verdadera alternativa al tabaco para los fumadores adultos", ha señalado Alejandro Rodríguez, presidente de ANCE.
Para 2016 se estima que las ventas en España, tanto de dispositivos como de líquidos y recargas, se sitúen entre los 50 y los 55 millones de euros, lo que volvería a posicionar al sector como generador neto de empleo. Rodríguez ha puntualizado que las expectativas de la patronal se basan en el supuesto que finalmente el Real Decreto, que debe trasponer la Directiva Europea sobre el tabaco y productos relacionados, se ajuste fielmente al texto comunitario.
"De no ser así, la introducción de medidas como prohibir la venta de cigarrillos electrónicos por Internet, que no se dan en ningún otro país de la UE, o aumentar desproporcionadamente las cargas administrativas, frenarían el sector dejándolo en una tasa de crecimiento prácticamente nula o incluso negativa".
220.000 VAPEADORES
El número de consumidores que apuestan por el cigarrillo electrónico ha aumentado un 10% a lo largo de 2015 hasta llegar a los 220.000. Desde la patronal observan que este crecimiento ha estado apoyado por la profesionalización del sector, así como el respaldado al cigarrillo electrónico durante 2015.
Las estimaciones de la patronal para los próximos años apuntan a un crecimiento controlado y sostenible del sector. En esta línea, se estima que el mercado español tendrá 250.000 usuarios a finales de 2016 y más de 275.000 en 2017. Un dato que invita al optimismo aunque aún se aleja mucho de casos como el británico, donde en 2015 se han registrado más de 2,5 millones de vapeadores.