Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La población crece poco en España con cada vez menos extranjeros

La población crece poco en España con cada vez menos extranjerosEFE

La población española ascendía a 47.212.990 habitantes el 1 de enero de 2012, tras aumentar un 0,04% (22.497 personas) durante el año pasado, el incremento más bajo de la última década, según el avance de resultados del Padrón Municipal difundido por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Además, 2011 fue el primer año de la década en que España registró un saldo migratorio negativo, ya que la población extranjera se redujo un 0,7%.

En concreto, desde el año 2002 la población empadronada en España ha ido aumentando a un ritmo variable entre el uno y el dos por ciento hasta el año 2009, cuando creció por primera vez menos de un punto, situándose en un 0,5 por ciento. Un año después, el Padrón engordaba sólo un 0,3 por ciento y, el año pasado, lo hizo un 0,04 por ciento, una variación que, por primera vez, se sitúa por debajo de la décima.
Del total de habitantes, 5.711.040 son extranjeros, el 12,1% de los  inscritos. Es precisamente el movimiento de la población foránea la que ha marcado la pauta de crecimiento de todo el país en los últimos años ya que entre los españoles la variación interanual se ha mantenido por debajo de un punto porcentual. En 2011, creció en 62.944 personas (un 0,2%).
Mientras, el año pasado, que también fue el primero de la década en que España registró un saldo migratorio negativo, la población extranjera se redujo un 0,7 por ciento, impulsada por las bajas entre ciudadanos procedentes de países no europeos, que restaron cerca de 86.000 personas.
Cinco comunidades pierden población
Aunque en términos globales el balance es positivo, cinco comunidades autónomas perdieron población en este periodo: Castilla y León (-15.050), Canarias (-11.720), Principado de Asturias (-4.397) y Extremadura (-2.662), siendo, en términos relativos, Canarias, Castilla y León y Galicia las más afectadas, con reducciones del 0,6 por ciento.
En cuanto a los aumentos de población, las comunidades que más crecieron fueron, en términos absolutos, Cataluña (con 25.985 personas más), Andalucía (13.579) y País Vasco (con 7.116), mientras que, en términos relativos, destacaron las ciudades autónomas de Melilla (2,9%) y Ceuta (1,8%), e Islas Baleares (0,5%).
El 49,3% del total de inscritos en el Padrón son hombres y el 50,7% son mujeres. Entre los españoles hay más mujeres (51,1%), mientras que entre los extranjeros predominan los hombres (51,9%). Además, el 15,8% de la población tiene menos de 16 años, el 41,1% tiene entre 16 y 44 años y el 43,1% tiene 45 o más años, conforme los datos del INE.
La estadística destaca que mientras los empadronados españoles de entre 16 y 44 años son el 38,4% del total, entre los extranjeros la población de esta edad supone el 59,9 por ciento.