Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La policía china impide que se celebre el concurso de Mister Gay

La policía se ha presentado en el Club y ha preguntado si se iba a celebrar el certamen de belleza. Lo han prohibido porque el evento carecía de autorización oficial.
Dijimos que era sólo por diversión y contestaron que no hay nada malo en que sea un evento homosexual, pero que no hemos seguido el proceso pertinente", ha señalado el organizador, Ben Zhang, fundador del directorio de internet para homosexuales Gayographic.
La policía ha reunido a la organización en una sala continua al club donde les obligaron a anunciar la cancelación y todavía permanecen reunidos sin acceso a la prensa.
No es la primera vez que las autoridades chinas cancelan un evento relacionado con homosexuales minutos antes de su inicio aduciendo problemas administrativos.
Los homosexuales, un colectivo discriminado, fueron considerados hasta 2001 enfermos mentales en el país asiático, y a pesar de la apertura social, todavía no gozan de buena imagen para el régimen.
Por este motivo, la incertidumbre de una posible cancelación del concurso estuvo patente durante toda la semana, y el propio Zhang había explicado 24 horas antes del concurso sentirse preocupado ante los posibles problemas que pudieran surgir.
"En un principio, la prensa china no estaba invitada, ya que pensábamos que suponía un problema innecesario. Pero finalmente aceptamos", había señalado el organizador. Las autoridades chinas permiten a menudo actos de este tipo siempre y cuando no tenga una difusión masiva dentro del país.
"Nos han dicho que deberíamos haber llevado a cabo una solicitud formal para la organización del evento. Pero nunca antes habíamos tenido un problema de este tipo. Organizamos acontecimientos todos los días, y si no hay más de 500 personas, nunca lo hemos necesitado", ha informado Víctor Huélamo, relaciones públicas del club.
Más de 50 medios de comunicación locales y extranjeros habían acudido a cubrir este espectáculo al lujoso club, situado en la cuarta planta del edificio Twin Tower, en pleno centro de Pekín.