Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La munición con la que hirieron a los policías de Gavà se utilizó en otros dos crímenes

En un bar de Vilanova i la Geltrú, en Barcelona, dejó a sus dos primeras víctimas. Con un disparo acabó con un trabajador húngaro de 30 años e hirió a la dueña del local. Ocurrió el pasado jueves. Cuatro días después en una casa de Miami Platja, en Tarragona, aparecía asesinado un español de 63 años y ayer las balas herían a dos policías frente al tanatorio de Gavà. En los tres casos el agresor pudo ser Jorge Casas. La munición empleada en los tres sucesos es la misma y, además, la víctima de Miami Platja es su exsuegro. No se descarta, por lo tanto, una venganza personal. Por el momento, se sigue investigando la relación entre los dos asesinatos que no iban a ser los únicos porque, al parecer, ayer el atacante esperaba a su próxima víctima.