Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El sol predominará en el puente de mayo

Playa de la Malvarrosa (Valencia)EFE

Un anticiclón situado entre las islas Azores y la Península ibérica proporcionará un tiempo estable y soleado, con vientos del oeste y noroeste en gran parte del país y que retendrá la nubosidad y la posibilidad de precipitaciones en el Cantábrico oriental, Pirineos y noreste de Cataluña y Baleares, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Según ha explicado a Europa Press la portavoz de la AEMET, Ana Casals, el modelo de predicción para el puente de mayo es "muy consistente" y ha añadido que el jueves las temperaturas se mantendrán en valores normales para esta época del año, salvo en el sur y en el este peninsular, donde son "ligeramente superiores a los habituales".
De este modo, ha indicado que el viernes se esperan los termómetros marquen valores de 18 a 22 grados centígrados en la mitad norte peninsular y de 22 a 28 o 30 grados centígrados en la mitad sur.
Sobre los vientos, ha dicho que estos días no se esperan vientos fuertes excepto en Canarias, donde soplará moderado a fuerte y del noreste, lo que producirá nubosidad en el norte de las islas de mayor relieve.
En concreto, ha señalado que el viernes y el sábado el anticiclón se va a ir desplazando hacia las islas británicas y que, al mismo tiempo una baja presión situada en Italia provocará la entrada de viento frío con vientos de componente norte por el norte y el este peninsular y Baleares.
PRECIPITACIONES EN EL NORESTE
De este modo, Casals prevé que se produzcan precipitaciones localmente moderadas en algunos puntos del Cantábrico oriental, Pirineos y probablemente en el noreste de Cataluña, Mallorca y Menorca y, con menor probabilidad e intensidad, podrían extenderse a otros puntos del Cantábrico oriental, al norte del sistema ibérico y a Ibiza. Esto no afectará a la mayor parte de Galicia y la mitad occidental de Asturias.
En el resto de la Península, la nubosidad disminuirá hacia el sur y estará poco nuboso y que en Extremadura y Andalucía el cielo estará despejado. Al mismo tiempo, las temperaturas bajarán de forma moderada a notable el viernes en el norte y centro de la Península y el sábado en la mitad sur.
Sobre el viento, ha precisado que viernes y sábado soplará de componente norte y podría haber intervalos de fuerte en el valle del Ebro, noreste de Cataluña, zonas altas de la mitad norte peninsular y en Menorca.
En cuanto al domingo, la portavoz estima que cambiará el viento dominante y entrará viento del noreste que todavía es frío pero que será más seco que el de los días anteriores. Asimismo hay "muy baja probabilidad" de precipitaciones, aunque se esperan intervalos nubosos en el norte de la Península y área mediterránea y poco nuboso en el resto.
Los termómetros el domingo seguirán algo más frescas de lo normal y se mantendrán relativamente bajas, aunque ascenderán las máximas en la mitad norte peninsular. Casals ha precisado que donde más bajarán las temperaturas el jueves y el viernes será en la mitad norte y, a partir del sábado, el descenso afectará también a la mitad sur. En todo caso, ha dicho que en la mitad sur caerán de los 30 grados que se prevén el jueves a 24 o 26 grados centígrados el sábado.
Finalmente, ha agregado que también caerán las mínimas, al principio en el norte y después en el resto del país. De hecho, ha indicado que en la madrugada del domingo se podrían llegar a producir heladas o termómetros por debajo de cero grados centígrados en áreas cercanas a las cordilleras de la mitad norte.