Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un juez dicta prisión provisional para dos de los detenidos por agredir a un hombre en Benidorm (Alicante)

El titular del juzgado de instrucción número 5 de Benidorm (Alicante), en funciones de guardia, ha decretado prisión provisional, comunicada y sin fianza para dos de los detenidos por un presunto delito de lesiones contra un ciudadano marroquí, al que supuestamente agredieron el pasado sábado por la noche en la localidad y le provocaron varias heridas al golpearlo con un cenicero de cristal, según han informado a Europa Press fuentes judiciales.
Los hechos ocurrieron el pasado sábado por la noche cuando agentes de la Policía Local de Benidorm detuvieron a cinco personas acusadas de un delito de lesiones y riña tumultuaria, después de que presuntamente persiguieran a un hombre y le propinaran una paliza en las inmediaciones de las calles Lepanto y Mallorca de la localidad, si bien fueron cuatro de ellos los que pasaron a disposición judicial, tres hombres y una mujer de nacionalidad irlandesa.
Según informó este cuerpo de seguridad en un comunicado, la agresión, cuyo origen se investiga, se produjo a las 21.30 horas cuando al menos diez personas emprendieron una persecución y propinaron una brutal paliza a un varón de nacionalidad marroquí, que resultó herido en el cuello y en el rostro por los cortes que le practicaron con un cenicero de cristal.
El juez ha decretado prisión provisional, comunicada y sin fianza para dos de ellos por un presunto delito de lesiones, mientras que un tercero ha quedado en libertad provisional, previo pago de una fianza de 600 euros.
ATENTADO
Además, una cuarta persona relacionada con los hechos, en este caso una mujer, ha sido acusada de un presunto delito de atentado contra la autoridad, por el que se ha celebrado un juicio rápido en el que ha aceptado una pena de cuatro meses de cárcel así como el hacer frente a la indemnización que corresponda.
Así, al no tener antecedentes, y ser la condena inferior a los dos años de prisión, se ha suspendido su ingreso en un centro penitenciario bajo la condición de que no cometa ningún delito durante los próximos dos años.
Por otra parte, un ciudadano argelino de 33 años que fue arrestado el pasado lunes por una presunta agresión con arma blanca contra un joven de 17 años, también irlandés, en un ataque que se investiga si puede guardar relación con los hechos anteriormente relatados, ha quedado en libertad tras pasar a disposición judicial, después de que el menor no haya reconocido a su supuesto agresor, por lo que se ha archivado la causa, tal y como han apuntado las referidas fuentes.