Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El hombre detenido tras la muerte a puñaladas de una mujer en Andratx (Mallorca) pasa esta tarde a disposición judicial

Zouhair A., el hombre marroquí de 37 años detenido este martes tras la muerte de Nuria Orol Sarabia, quien falleció en su domicilio del Port d'Andratx tras recibir una puñalada en el corazón, pasará a partir de las 16.00 horas de esta tarde a disposición judicial, acusado de haber matado a la joven, de 24 años y madre de un hijo de seis años y de una niña de dos.
Así lo han informado a Europa Press fuentes de la Guardia Civil, que han apuntado que el principal acusado de la muerte de la joven, con la que mantenía o había tenido una relación sentimental, continúa en los calabozos de la Comandancia de la Guardia Civil de Palma, a la espera de ser interrogado esta tarde por el juez, que decidirá si ordena su ingreso en prisión o le deja en libertad.
No obstante, han señalado que el detenido continúa negando ser el autor del crimen, de forma que los agentes de la Guardia Civil continúan buscando la principal prueba, que es el arma que acabó con la vida de la joven y que podría tratarse de un cuchillo o unas tijeras.
Así, los agentes de la Benemérita han proseguido durante estos días con la toma de muestras en la vivienda, ubicada en la Avenida Gabriel Roca del Puerto d'Andratx, con el fin de recabar todas las pruebas antes de que el detenido como supuesto autor del crimen pase esta tarde a disposición judicial a partir de las 16.00 horas.
Las citadas fuentes han indicado que el arrestado y la joven llevaban un mes de relación, si bien se desconoce si en estos momentos eran pareja sentimental o si se habían separado en las últimas semanas.
La autopsia realizada este martes reveló que la joven había fallecido tras recibir una puñalada en el corazón el pasado lunes, si bien no fue hasta el martes cuando su cuerpo fue hallado muerto por su madre en la cama, por lo que inmediatamente, se avisó a la Guardia Civil, que procedió a detener a Zouhair A. De este modo, el supuesto autor de la muerte de la joven habría tenido 24 horas para hacer desaparecer el arma.
El Juzgado de Instrucción número 10 de Palma, en funciones de guardia, ha abierto unas diligencias previas por la muerte de esta mujer, teniendo en cuenta que podría tratarse de un caso de violencia sobre la mujer.
Así lo informó el Tribunal Superior de Justicia de Baleares que desveló que en los Juzgados de Palma no consta que la fallecida haya interpuesto ninguna denuncia previa contra el detenido por malos tratos.
No obstante, un Juzgado de Instrucción de Palma recibió el pasado mes de septiembre un oficio de lesiones realizado por un centro médico, al sospechar que la mujer había sido agredida, si bien la joven se negó a interponer una denuncia.
CONCENTRACIÓN DE LOBBY DE DONES
El Lobby de Dones ha convocado una concentración este jueves a las 20.00 horas en la Plaza Juan Carlos I para condenar la muerte violenta de la segunda mujer a manos de su pareja en Baleares, después de que la primera fuera María Jesús Rufas en Calvià, quien falleció en enero de este año, tras recibir dos tiros en la cabeza por parte de su pareja, quien posteriormente, se suicidó.
Asimismo, este lunes, diversos representantes del Govern balear y de la Generalitat catalana, encabezados por los presidentes de ambas instituciones, José Ramón Bauzá y Artur Mas, respectivamente, guardadaron un minuto de silencio frente al Consolat de Mar para condenar el asesinato de la joven y mostrar su repulsa por este hecho.
También se guardó otro minuto de silencio ante el Ayuntamiento de Palma, en el que estuvieron presentes tanto el alcalde Mateo Isern, los miembros de su equipo de gobierno y los de la oposición, así como la presidenta del Consell de Mallorca, Maria Salom, y el presidente del Parlament, Pere Rotger.