Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"No me quiere dejar escapar"

Esteban Vilches tiene desprendimiento de costillas y contusiones por todo el cuerpo, a consecuencia de la paliza que le dio su socio el pasado fin de semana. Y todo porque Esteban quiere disolver la inmobiliaria que ambos tienen en Huelva. Este miércoles se celebraba el juicio, pero se ha aplazado porque Esteban no se ha presentado. Dice que debe mantener reposo absoluto. Del informe médico dependerá que se enjuicie un delito o una falta.
Mario y Esteban son socios desde hace cinco años. El negocio no va demasiado bien y ambos habían decidido separarse y que cada uno se hiciera responsable del 50% de los 1.040.000 euros que deben a diversas entidades bancarias. Sin embargo, el pasado domingo, todo se complicó. Según Esteban, estaban revisando unas facturas cuando Mario perdió los nervios y le dio una paliza. 
Después de cinco años trabajando juntos, "no me quiere dejar escapar", asegura Esteban, que puntualiza que él no sabía nada del negocio inmobiliario y que Mario le propuso abrir una empresa.
Esteban dice que le duele todo el cuerpo, que no se puede mover y que tiene las costillas desprendidas. Precisamente el informe médico determinará si el juicio, que este miércoles se ha suspendido y que se ha pospuesto para el 13 de enero de 2010, será por delito o falta.
Esteban no se ha presentado porque debe mantener "reposo absoluto". Ahora vive con el miedo en el cuerpo.
 
EBP