Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de la mitad de jóvenes quisiera recuperar la relación que tenía en la infancia con sus abuelos, según un estudio

Más de la mitad de jóvenes de países del área mediterránea europea (Italia, Portugal, España, Francia, Turquía e Israel) quisiera recuperar la relación que tenía en la infancia con sus abuelos, según se desprende del estudio 'Vacaciones con los abuelos', encargado por InterContinental Hotels Group (IHG) al Instituto de Investigación IPSOS.
En general, los jóvenes consideran a sus abuelos como una parte fundamental de su núcleo familiar, en todos los países, pero este vínculo afectivo se debilita con el paso del tiempo. En el caso de España, el 82% de los entrevistados afirma que de pequeños percibían a sus abuelos como dentro del núcleo familiar, mientras que en la edad adulta esta percepción sigue siendo válida en el 61% de los casos. En cualquier caso, España es uno de los países donde esta percepción es mayor en la edad adulta, según el estudio.
El documento precisa que, a pesar de que alrededor del 70% de los jóvenes declara tener una relación positiva o muy positiva con sus abuelos --España es uno de los países donde la relación se considera más estrecha--, en más de una tercera parte de los casos esta relación se ha ido "enfriando" con el paso del tiempo, desde que los nietos se han hecho adultos.
Así, en cuanto a la situación actual, los jóvenes de los países encuestados declara pasar menos tiempo con sus abuelos que el que pasaba antes, aunque los franceses y los turcos, a partir de los 25 años, parecen querer recuperar su relación: una tendencia contraria a lo que les ocurre a sus coetáneos italianos, españoles e israelíes.
El enfriamiento del contacto entre las dos generaciones se atribuye a diferentes motivos, según el país de origen. Para más de una tercera parte de los italianos se debe principalmente "al curso natural de la vida"; para los franceses, españoles, portugueses e israelíes al hecho de "tener menos tiempo libre" y para los turcos el motivo es sobre todo de tipo "logístico", es decir, por el alejamiento de la localidad natal, principalmente por motivos de trabajo.
Entre otros motivos mencionados, los jóvenes italianos y turcos coinciden en que tienen intereses diferentes de los de sus abuelos, mientras que los franceses están muy concentrados en la creación de su propia familia y los españoles en su carrera. En cualquier caso, los españoles parecen ser los que ven a sus abuelos en mayor medida, según asegura el 43% de los entrevistados.
Otro motivo de este alejamiento es la utilización de la tecnología y los nuevos medios para estar en contacto, según el estudio, en el que se detalla que el contacto se mantiene, en primer lugar, mediante las tradicionales llamadas de teléfono (el medio preferido por los franceses y los turcos), seguido de las visitas en persona (israelíes, italianos, españoles y portugueses) y los SMS.
Los abuelos más "tecnológicos" parecen ser los turcos, según el estudio, que cada día utilizan, en alrededor del 25% de los casos, tanto las aplicaciones para smartphones como las redes sociales; éstas últimas también son utilizadas a diario por un 10% de abuelos italianos y por un 11% de abuelos franceses.
Por todo ello, a más de la mitad de los entrevistados le gustaría recuperar la relación que tenía con sus abuelos en la infancia. Además, al 70% de los entrevistados le gustaría reforzar su relación con sus abuelos, según el país de origen de que se trate.
VIAJAR CON LOS ABUELOS
Además, del 80% de los jóvenes del área mediterránea europea considera de forma positiva la idea de hacer un viaje con sus abuelos para redescubrir la alegría de estar con ellos, mientras que alrededor de una tercera parte de los jóvenes adultos ya ha hecho viajes o los hace con sus abuelos, con excepción de Turquía (17%).
Para los entrevistados de todos los países, los paseos en plena naturaleza y en parques serían "la ocasión ideal" para moverse y charlar juntos, así como descubrir las especialidades gastronómicas locales o los paseos para descubrir las joyas artísticas de la ciudad.
Los franceses hablan también de visitas a museos y galerías de arte (26%) y los españoles y los israelíes pasarían mucho tiempo relajándose en la zona spa del hotel (el 29% y el 64%, respectivamente). Para turcos e israelíes, redescubrir su relación con sus abuelos tendría lugar durante largas charlas en la habitación del hotel (para el 29% y el 73%).
Quienes no valoran la posibilidad de viajar con sus abuelos alegan motivos de salud/movilidad de los mismos, mientras que quien la considera una buena ocasión para reforzar sus lazos con sus abuelos preferiría ir a alguna localidad de su propio país, sin alejarse demasiado, en el caso del 80% de los italianos y del 70% de los españoles, además del 60% de los turcos y de los israelíes y más de la mitad de los franceses.
Por otro lado, respecto a las palabras y situaciones que más se asocian con los abuelos en general son la "comida" (alrededor del 60% en Italia y en Francia y alrededor del 50% en España y en Portugal), las "vacaciones" (sobre todo en Italia, en alrededor del 70% de los casos, pero también más de la mitad de los españoles y alrededor del 40% de los franceses y de los portugueses) y la "paga" (para el 62% de los españoles, para más del 60% de los italianos y alrededor del 40% de los franceses, portugueses y turcos); mientras que los franceses son los que más mencionaron el "ir a muestras, museos y espectáculos" y los portugueses hablaban de momentos de "juego compartido".
La investigación se ha llevado a cabo sobre una muestra de más de 2.500 jóvenes procedentes del área mediterránea. En concreto, se han recogido opiniones y experiencias de personas de entre 18 y 30 años de edad procedentes de Italia, Portugal, España, Francia, Turquía e Israel, según detalla IHG.