Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La recesión puede dificultar la lucha contra el cáncer, según The Lancet

La recesión mundial va a dificultar sin duda la lucha contra el cáncer al reducir el acceso a los tratamientos más caros, las inversiones en nuevos fármacos y el apoyo a los enfermos y sus familiares.
Tal es la advertencia que lanza la revista médica británica The Lancet en su último número, que dedica varios informes a los efectos negativos de la crisis financiera mundial sobre los presupuestos de los gobiernos, los laboratorios y los particulares y su repercusión en ese sector de la farmacia y la medicina.
La revista señala también que los programas de diagnóstico precoz de la enfermedad están muchos más avanzados en unos lugares que en otros y el gasto en la lucha contra la enfermedad difiere también no sólo entre los países sino dentro de un mismo país como el Reino Unido.
Ello hará que los efectos negativos de la crisis en terapias y en programas de investigación de nuevos fármacos impacten de modo desigual según las zonas.
Los programas de apoyo a los enfermos y de investigación sobre el cáncer que dependen de la financiación de grupos benéficos privados van a resentirse igualmente, predice The Lancet.
Así, en Gran Bretaña, donde el gasto 'per cápita' en fármacos es menor que en Francia y otros países del continente europeo, disminuirán los donativos de empresas y particulares por el doble efecto del aumento del desempleo entre estos últimos y la caída de beneficios de las primeras.