Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El plazo para que el Estado recurra la Ley del Fracking de Cantabria finaliza el día 27

La Asamblea contra la Fractura Hidráulica teme que Gas Natural Fenosa pueda empezar a hacer fracking "en unos tres o cuatro meses"
La Asamblea contra la Fractura Hidráulica en Cantabria advierte que el próximo lunes, 27 de enero, finaliza el plazo para que el Gobierno de la Nación presente un recurso de inconstitucionalidad contra la ley cántabra que prohíbe el fracking, en cuyo caso la norma quedaría "automáticamente suspendida".
Ese día se cumplirán nueve meses de la entrada en vigor de la ley, que fue publicada en el Boletín Oficial de Cantabria el pasado 25 de abril de 2012. A juicio de la Asamblea contra la Fractura Hidráulica, "todo hace prever" que Gobierno central y regional se levanten de la comisión bilateral constituida sin acuerdo, lo que provocará la suspensión de la ley, según sus estimaciones durante como "mínimo cinco meses", hasta que el Tribunal Constitucional decida sobre su constitucionalidad.
El colectivo señala que "aún cabe la posibilidad de que lleguen a un acuerdo" y, por ejemplo, prohíban el fracking solo para la explotación y no para la investigación, lo que iría en la línea de la postura que defiende el Colegio de Geólogos en Cantabria, que pedía que la investigación se deje llevar a cabo.
La asamblea advierte que esa investigación implica "hacer fracking en los Valles Pasiegos y en Valderredible en los próximos meses y, con ello, fracturar el acuífero del jurásico en el que se encuentran las capas de pizarra ricas en gas y del que bebe más del 60% de la población de Cantabria".
DOS SONDEOS EN VALDERREDIBLE
La Asamblea contra el Fracking añade que los dos sondeos solicitados por Gas Natural Fenosa en Valderredible, en la comarca de Campoo-Los Valles, en el sur de Cantabria, son para extraer gas no convencional mediante fractura hidráulica, a través de los pozos Cadialso-2 y El Coto-2. Según denuncia, uno de ellos se sitúa "a menos de 300 metros" de la colegiata de San Martín de Elines.
El colectivo añade que con la modificación de la Ley de Impacto Ambiental, los plazos para la evaluación de impacto ambiental se reducen de dos años a entre cuatro y seis meses. "Esto nos coloca en una situación preocupante ya que, en el peor de los escenarios", Gas Natural Fenosa podría empezar a hacer fracking en Cantabria en "unos tres o cuatro meses", dado que la presentación del documento ambiental en el Ministerio de Medio Ambiente tuvo lugar a principios de noviembre de 2013, advierte la Asamblea contra la Fractura Hidráulica.
El colectivo señala al respecto que, "si como todo apunta", el Gobierno central presenta un recurso de inconstitucionalidad contra la ley que prohíbe el fracking en Cantabria, "ésta se suspenderá automáticamente antes del 27 de enero y Gas Natural Fenosa tendrá vía libre para horadar nuestros preciados acuíferos".
La Asamblea contra la Fractura Hidraúlica afirma por último, que según el Gobierno de Cantabria, aún cabría la posibilidad de evitar que se haga fracking gracias a sus competencias sobre el suelo, que solamente podrían hacer fractura hidráulica en suelos de especial protección minera. Sin embargo, "el 99% de las explotaciones mineras en Cantabria están en suelo de especial protección ambiental, agropecuaria o forestal y las que están en suelo de especial protección minera es por previa recalificación de especial protección ecológica a minera", señala.