Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un médico cubano represaliado insta a los españoles a defender la vida y los DDHH para no caer en una dictadura

El doctor Óscar Elías Biscet, médico represaliado por la dictadura cubana y activista provida y proderechos humanos, ha destacado la importancia de defender el derecho a la vida como base del resto de Derechos Humanos para no caer en una dictadura y ha recomendado a los españoles de cara a las elecciones generales del próximo 26 de junio que elijan al "mejor" candidato, que para él es aquel que defienda la dignidad humana, la libertad y que asegure la democracia.
"Defender la vida es defender la humanidad y asegurar la libertad porque a medida que uno va aceptando estas cosas que atentan contra la dignidad humana, al final puede perder la libertad", ha advertido Biscet en una entrevista con Europa Press, al tiempo que ha recordado la situación que atraviesa Cuba.
Por este motivo, Biscet, que ha pasado más de diez años en las cárceles cubanas y que fue calificado por Amnistía Internacional como 'prisionero de conciencia', anima a los españoles a que en los nuevos comicios generales voten al político que defienda la democracia. "Mira los cubanos, por decir 'no me voy a meter en política', tenemos una dictadura totalitaria que ha roto el proceso democrático", alerta.
Biscet, que ha sido invitado por la asociación 'provida' Derecho a Vivir para ofrecer una conferencia esta pasada semana, ha realizado un diagnóstico sobre la defensa del derecho a la vida en España.
"España está pasando un proceso traumático, de degradación de la personas, a través de la suspensión de este derecho a la vida y de ciertas libertades religiosas. Los españoles deberían luchar profundamente para evitar este proceso", ha enfatizado.
LA DIMISIÓN DE GALLARDÓN
También se ha referido a la dimisión del ministro Alberto Ruiz Gallardón en 2014, tras retirar el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, su proyecto de reforma de la ley del aborto. "Son cosas tristes, el hecho de proteger a los más débiles, los no nacidos, refleja el comportamiento moral de una sociedad", ha señalado.
No obstante, ha reconocido que en los últimos años "el mundo entero ha cambiado" como producto de "esa misma papilla de no defender los derechos humanos, especialmente el derecho a la vida". Esto ha conllevado, a su juicio, muchas consecuencias en la sociedad y ha provocado "la consolidación de muchas dictaduras".
"Pienso que son errores que se cometen en la vida y ojalá las personas pudieran percibir qué trauma profundo pueden traer, para evitar una dictadura, no totalitaria, pero sí pueden implantar un socialismo, confiscar tus propiedades, poner unos impuestos altísimos, el igualitarismo este que imponen los comunistas que se llaman en un principio socialistas", ha advertido.
Por ello, Biscet insta a las organizaciones 'provida' a no desistir, a promover sus ideas y a luchar para que el derecho a la vida se defienda "también en el campo político".
VISITA DE TRÁNSITO A MADRID
Tras su visita de tránsito a España y después de viajar a EEUU para reunirse con senadores cubanos americanos, regresará a Cuba para seguir trabajando en el campo de la democracia y las libertades y con el pensamiento puesto en el final de la dictadura que, a su parecer, está próximo.
"Pienso que estamos viviendo la etapa final de la dictadura por dos razones, porque ha aumentado la represión del Estado y porque han aumentado las personas con doble personalidad, en ministerios del Estado. Cuando esto ocurre quiere decir que la caída está próxima, hay un despertar del pueblo cubano y tenemos que trabajar fuertemente. Pensamos hacer una revolución de los DDHH desde el método no violento y para que se elimine todo el odio que ha impuesto el comunismo en Cuba", ha subrayado.
Mientras tanto, el miedo no se disipa del todo para Biscet que admite sentirlo frecuentemente. Sin embargo, explica que cuando lo percibe, impone su voluntad y "siempre prevalece esa parte psicológica" que le hace convertirse en "un individuo que cumple con sus ideas".
SALIÓ DE LA CÁRCEL EN 2011
Nacido en La Habana en 1961, Biscet es doctor en Medicina y, desde la década de 1980, es conocido por su defensa de la libertad y los derechos humanos en Cuba. En 1997 realizó una investigación en la que denunció la utilización de un fármaco abortivo en el sistema de salud cubano y la no asistencia a los bebés que nacían vivos para dejarlos morir.
La publicación de esta investigación provocó el despido del doctor Biscet del sistema de salud y en 1999 fue condenado a tres años de cárcel, siendo calificado por Amnistía Internacional, como prisionero de conciencia. Tras su liberación en 2002 volvió a ser arrestado y condenado a 25 años de cárcel, de donde salió en marzo de 2011.
Actualmente, es presidente de la Fundación Lawton por los Derechos Humanos cuya finalidad es promover pacíficamente la defensa de los derechos humanos, tomando como base el derecho a la vida, y que desarrolla su actividad a través de la desobediencia civil no violenta.